Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Santa Bernardina

Multitudinaria asamblea popular en Santa Bernardina en Durazno. Un estadio Centenario lleno y gente que no terminaba de llegar por la aglomeración y el embotellamiento vehicular en las rutas fueron una realidad. Decían irían veinte mil personas. Fueron muchas más.

Es que el campo y buena parte del país emprendedor urbano están acorralados por la acción directa del gobierno nacional y la de algunos gobiernos departamentales. No puede olvidarse que los impuestos ciegos al agro, como el ICIR, anulado por la justicia, el patrimonio del "Pepe" que acabó con la menguada rentabilidad de la producción subsistente, y peor aún, un fallido intento reciente de reaforo de los valores catastrales, fueron promovidos por partícipes del congreso nacional de Intendentes.

En la década del 50 del pasado siglo, cuando la aparición de la radio transistor, Benito Nardone, "Chicotazo", desde Radio Rural, creó la Liga Federal, y su voz reivindicadora de las necesidades rurales, se hizo movimiento espontáneo nacional. Al mediodía la transistor se encendía arriba del caballo, en una cocina de campaña o en el tractor.

Más de 60 años después, en la era de las comunicaciones electrónica, las redes de WhatsApp, hicieron carnadura, y una reducida convocatoria de empresarios rurales de Paysandú se hizo extendida llamarada nacional. Las tecnologías nuevas cambian la realidad. Ayer la movilización respondía a un líder, era vertical. Hoy, circunstancia universal, la gente se convoca con más gente. La movilización es horizontal sin liderazgos tangibles.

La semilla del norte se multiplicó en toda la república. Tierra fértil ante los dañinos despil- farros gubernamentales y la rapiña impositiva a la nación productiva y trabajadora, encubierta entre otras cosas con inconstitucionales y brutales subas del combustible y la electricidad, implementada a través de precios políticos confiscatorios por los monopolios estatales competentes. Son parte de las "10 mochilas" que carga la producción, de acuerdo con la inapelable oratoria de un reconocido técnico en temas rurales, Eduardo Blasina, desarrollada en la reunión.

La asamblea fue política porque tocaba a temas de gobierno, al que se piden soluciones porque aquí no hay otro responsable más que la gestión del Estado, que es justamente el problema. No fue política porque hubiese dirigentes u organizaciones proselitistas que tuviesen algo que ver con el impulso de la cita. Es más, mucha gente simpatizante de la entente oficialista estuvo presente y es consciente de la verdad irrefutable implícita en el reclamo levantado, al amparo de luminosas banderas patrias.

El bloque chavista del oficialismo, y su ideología perimida, está como crucera a la que pisaron la cola. Sus miembros comparten un modelo productivo distinto. El del "Pepe" Mujica, dueño de una muy valiosa chacra en Montevideo, que cuando se presentó a votar en las elecciones del BPS, no pudo. No pagaba contribuciones ni como productor, obligatorias en su carácter de propietario. Ni por empleados. No estaba registrado. No hacía nada. Su preocupación actual compartida por "13.000 dólares Sendic", es que quien trabaja su campo se beneficia por el valor de la tierra. No saben que la gente de campo lo quiere para trabajar. No son especuladores, ni huelguistas profesionales idiotizados por la lucha de clases.

Echado el "vale cuatro", se espera el "quiero" del gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º