Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Populistas: ¡Ya vamos!

La Organización de las Naciones Unidas desde hace unos años a esta parte, para medir a los países de mejor calidad de vida y equilibrio político y social, elabora un estudio de desarrollo humano.

La Organización de las Naciones Unidas desde hace unos años a esta parte, para medir a los países de mejor calidad de vida y equilibrio político y social, elabora un estudio de desarrollo humano.

En este, dicho abreviadamente, se mira el nivel de la educación comenzando por el alfabetismo, el de la salud, expresado por la expectativa de vida al nacer y la mortalidad infantil, y por la riqueza del país, dividida por su número de habitantes. Antes se tomaba solo en cuenta esto último, el PBI y la renta per cápita, hasta que se consideró que había países muy ricos, en los que la riqueza quedaba en poder de un grupo reducido de la población. Entonces se elaboró este otro criterio que se basa en que cuanto mejores son la educación y la salud, mejor funciona la redistribución de la riqueza. Y se agregó el tema económico que trata de la capacidad de trabajo y producción de los Estados.
En los últimos estudios los primeros 10 países han sido:

Noruega, Australia, Suiza, Dinamarca, Países Bajos, Alemania, Irlanda, Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda (Uruguay supo estar en el lugar 30 y hoy está en el 52).

La organización Transparencia Internacional, por su parte, es una acreditada institución que mide los índices de corrupción de los países. Según sus últimos informes, los 10 primeros países son:

Dinamarca, Nueva Zelanda, Singapur, Finlandia, Suecia, Países Bajos, Suiza, Australia, Noruega. Uruguay estaba en el lugar 24 en el año 2010, dentro de lo que ha sido su tradición histórica desde sus orígenes hasta hoy, más allá de que el comunismo haya impuesto la máxima de que “los partidos tradicionales se pasaron 200 años robando”. Lo mencionado va dicho en aras de ilustrar como la transparencia y el mejor nivel de vida, enseña la realidad que va de la mano. Ya que si bien no hay coincidencia total entre los primeros de las listas citadas, la hay si se extiende un poco la nómina de las mismas.

Si se empezara por atrás veríamos que en transparencia en América Latina Venezuela ocupa el lugar 161, Paraguay el 150, Nicaragua el 133, Honduras el 126, Guatemala y República Dominicana el 115, Ecuador el 110, Argentina el 107, y -abreviando- Bolivia, México y Nicaragua el 103.

Uno de los fracasos más monumentales al sur del Río Bravo, la monarquía de los Castro en la isla de Cuba no merece consideración, porque en ese feudo salvo el bienestar de los reyes y su corte, la guardia pretoriana, el bienestar y libertad de los demás, se basan en datos completamente falsos.

Cuando un pintor o un jugador de fútbol, un arquitecto o un médico desean progresar, miran hacia lo que consideran mejor y tratan de internalizarlo, de aprenderlo y de trasladarlo a sus prácticas. En temas de instituciones y de gobierno, lo lógico es aplicar ese sentido que es el único que ilumina el camino del progreso real que se ejecuta (en el que los populismos progresistas no entran).

Al cierre del año, en el caso de corrupción y saqueo al pueblo uruguayo, nos enteramos que luego de quebrar nuestro ente petrolero Ancap, sin que nadie sea responsable de la falta de cientos de millones de dólares de nuestro pueblo, el Dr. Vázquez -¿asesorado por quién? ¿Por los mismos que llevaron adelante el saqueo?- resolvió por sí y ante sí recapitalizar esta lacra nacional y social con 900 millones de dólares (¡más impuestos!).

Este es el pan dulce que en 2015 se regala al pueblo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados