Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

L´Ordine Nuovo (2)

Expresamos que gobiernos “populistas” y decisiones políticas latinoamericanas concordes actuales responden al Foro de San Pablo.
Dentro de lo imperfecto de las sociedades humanas hay un mundo que funciona mejor y otro peor. Por estos días se celebra un nuevo aniversario de la caída del Muro de Berlín. Al fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Alemania quedó dividida en dos. De un lado, bajo influencia occidental, con estado de derecho, separación de poderes, defensa de los derechos humanos, libertad y respeto por la propiedad privada, la libre empresa y las leyes de mercado, hubo una realidad pujante, que catapultó a la respectiva sociedad a transformarse en potencia mundial. Con calidad de vida y diálogo social. Del otro lado, bajo el socialismo impuesto por la Unión Soviética, hubo una sociedad sometida y esclavizada, con una economía planificada por burócratas incapaces, que tuvo paupérrimos resultados económicos, adjetivos ante la pérdida de la dignidad humana. Es esta u

Expresamos que gobiernos “populistas” y decisiones políticas latinoamericanas concordes actuales responden al Foro de San Pablo.
Dentro de lo imperfecto de las sociedades humanas hay un mundo que funciona mejor y otro peor. Por estos días se celebra un nuevo aniversario de la caída del Muro de Berlín. Al fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Alemania quedó dividida en dos. De un lado, bajo influencia occidental, con estado de derecho, separación de poderes, defensa de los derechos humanos, libertad y respeto por la propiedad privada, la libre empresa y las leyes de mercado, hubo una realidad pujante, que catapultó a la respectiva sociedad a transformarse en potencia mundial. Con calidad de vida y diálogo social. Del otro lado, bajo el socialismo impuesto por la Unión Soviética, hubo una sociedad sometida y esclavizada, con una economía planificada por burócratas incapaces, que tuvo paupérrimos resultados económicos, adjetivos ante la pérdida de la dignidad humana. Es esta una realidad de valor universal.

La reacción de los seres humanos, embretados dentro de la sociedad socialista esclavizada fue la de huir hacia la Alemania libre y como respuesta, ante el aluvión incontenible, el comunismo levanto un muro ignominioso, matando despiadadamente a todos aquellos que quisieran eludirlo, constituyendo un estado policial arbitrario y una economía deficitaria, en donde la tortura y el paredón fueron realidad frecuente.
Caída la URSS y sus satélites por implosión, incluida la Alemania sojuzgada y el Muro (1989), el gran fracaso humano y social latinoamericano, la isla de Cuba, regenteada por la despótica monarquía castrista desde 1959, país del que emigraron millones de personas, de la mejor condición intelectual y laboral, hacia Estados Unidos donde son poderosa colonia, perdió miles de millones de dólares que le daba el imperialismo marxista por su servilismo.

Los latinoamericanos afines al totalitarismo socialista, experiencia que se llevó más 80 millones de víctimas, buscaron como continuar una acción ideológica leal al paradigma derruido. Así, nació el Foro de San Pablo bajo el patrocinio de organizaciones terroristas, otras agrupaciones políticas y partidos políticos. Tiene vocación continental, y actualmente la presencia en sus filas de varios gobiernos incluido el uruguayo. Debe su nombre a que le creó originalmente el Partido de los Trabajadores, en Brasil en 1990. Por entonces el único partido comunista en el gobierno era el de Cuba.

Participan del Foro miembros de todos los países latinoamericanos, y entre sus fundadores revista el Frente Amplio, con todas sus organizaciones entre las que obviamente están el MPP (tupamaros) y el partido comunista.

Un gran negocio en el marco de la nueva fraternidad lo hizo la oligarquía cubana, que obtuvo del chavismo venezolano, el regalo de 10 mil millones de dólares anuales de prebendas, a cambio de prestación en Venezuela de servicios policiales de represión y atención médica. Así, este país, cuyo pueblo es de los más pobres del continente, en el que Chávez, Maduro y su séquito liberticida, se han encargado de desmantelar desde la producción de petróleo hasta la de alimentos, con una inflación récord, los niveles de corrupción más grandes del mundo y desabastecimiento, en el marco del Foro de San Pablo, regala a los tiranos cubanos, lo que a su empobrecido pueblo pertenece.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados