Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Narco estados

Se usa la expresión narco estado para aludir a países en los que las instituciones y el gobierno están asociados al narcotráfico. A la producción y el comercio de drogas ilegales.

En el continente americano Venezuela ha sido catalogada como tal desde el año 2005, cuando bajo la presidencia del “Comandante” Hugo Chávez se suprimió el accionar de la DEA (Administración para el Control de Drogas norteamericana), y se suspendieron los sobrevuelos para monitoreo. Posteriormente en 2009, un informe del Congreso de los Estados Unidos, denunció la participación de altos funcionarios del gobierno y jerarquías militares en el narcotráfico con un incremento del transporte anual de la droga que llegó a las 260 toneladas, un 17% de toda la droga producida en el mundo. La situación se ha mantenido durante la administración de Nicolás Maduro. A los civiles y militares denunciados internacionalmente se los conoce como el Cártel de los Soles.

Estados Unidos, Europa, Australia y algunos países del sudeste asiático son los principales mercados de consumo, especialmente de cocaína y esta, a partir de las plantaciones de opio de Afganistán. También la marihuana y las anfetaminas son parte importante del comercio de drogas. Colombia es uno de los principales productores de cocaína, habiendo plantaciones también en Perú y Bolivia. Igualmente es relevante la participación de México en el narcotráfico y parte del territorio de este país está bajo el control de organizaciones tan poderosas como militarmente equipadas.

En el caso de Bolivia, más del 40% de la producción anual está fuera de control, y se comercializa en los estados vecinos, particularmente en Argentina y Brasil. El derrocado presidente de Bolivia Evo Morales ha tenido un rol personal gravitante en la materia, al ser líder máximo de los sindicatos de coca ilegal en Bolivia, así como también principal dirigente del partido político Movimiento al Socialismo (MAS). Ha existido una vinculación estrecha entre la actuación política de grupos latinoamericanos que se autodefinen como de izquierda y el narcotráfico en el continente americano. Y a las acciones que promueve Estados Unidos con las drogas las califican como “imperialistas” y motivadas por móviles políticos.

América Latina ha vivido en los últimos tiempos conmociones populares relevantes en Colombia, Ecuador y Chile. Hechos que sería inocente creer no tienen alguna orquestación externa calculada. Son países que pese a todo, mantienen una institucionalidad democrática. En el caso de Bolivia, notoriamente Evo Morales violó la Constitución para perpetuarse en el poder y llevó adelante unas elecciones que le dieron como vencedor luego de un colosal fraude electoral. Hoy Bolivia vive una situación de hecho, previéndose una próxima convocatoria a elecciones para buscar el retorno a la institucionalidad. Venezuela, por su parte, vive bajo una terrible tiranía, que se traduce en el ejercicio arbitrario del poder, con miles de muertos, presos políticos, personas torturadas y más de cuatro millones de venezolanos que han emigrado fuera de fronteras. El único órgano representativo de la democracia es el Parlamento, que ha nominado como presidente interino a Juan Guaidó, sin que se avizore una cercana salida republicana.

La posición del actual gobierno uruguayo ha sido inexplicablemente equívoca en estos temas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados