Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Somos movimiento

Tras las elecciones nacionales del 27 de octubre ingresamos en una nueva etapa comicial. Votaremos por Presidente y Vicepresidente de la República. El Dr. Luis Lacalle Pou y la Esc. Beatriz Argimón serán vanguardia de la opción opositora.

Los distintos partidos políticos que comparten ideas de cambio manteniendo sus estructuras, hoy son parte de un único movimiento nacional, multicolor y popular a lo largo y ancho del país. Del Cuareim al Plata y del litoral a la Laguna Merín.

El acuerdo programático político firmado sin pequeñeces, ni repartijas, tiene sólidos cimientos. A la identidad programática, se suma el peso de personalidades de trayectoria reconocida en lo suyo. El Ec. Ernesto Talvi tiene un prestigio académico nacional e internacional en fundamentos de política de estado y particularmente economía, que son notorios. El Gral. Guido Manini Ríos, tras una dilatada carrera en las Fuerzas Armadas, fue durante varios años eficiente administrador del Hospital Militar, uno de los tres que congregan mayor cantidad de afiliados en el país. Se retiró de la corporación ocupando la máxima jerarquía del ejército. Conoce las necesidades de los carenciados y las realidades vivas en el territorio nacional. El Dr. Pablo Mieres y Edgardo Novick suman a lo dicho. El futuro gobierno será de responsabilidades compartidas entre el presidente y las personalidades mencionadas. A lo que suman nutridos y calificados equipos de asesoramiento técnico.

Enfrente al movimiento cívico republicano se encuentra una caótica coalición. En la que a la candidata a vicepresidenta -Graciela Villar- la han acallado y no figura ni en los carteles publicitarios. Al candidato presidencial, el Ing. Daniel Martínez -a su vez- lo han sustituido por un “vocero”. Por considerar que habla mal y no dice lo que debería (ahora actúa en twitter y ha sido peor la enmienda que el soneto). Y, el “Pepe” Mujica prestamente ha tomado cartas en el asunto y ha puesto al intendente de Canelones Yamandú Orsi, su pollo -quien viene a sustituir en este rol al recordado “licenciado” Raúl Sendic- como alter ego de Martínez. Lo que lleva a que -es expresión popular extendida- la candidatura presidencial aludida se considere émula de un célebre y clásico espectáculo de ventriloquía: Chasman y Chirolita.

A poco de asumido el cargo de portavoz del candidato frentista, Orsi tuvo un debut impactante que se ha hecho viral en las redes. Días atrás, en un programa de Teledoce, en diálogo con un panel de periodistas, hizo una extendida perorata abstracta sobre lo malo del programa de gobierno del movimiento multicolor por el cambio. Dijo que estaba todo mal y que lo rechazaba.

Un periodista le pidió concretara qué puntos le llevaban a estar en desacuerdo con el programa, macaneó sin decir nada, e instado a hacer precisiones terminó diciendo “¡ha! No me acuerdo, no lo leí”.

La circunstancia deja pintado de cuerpo entero al irresponsable, desinformado e inepto “vocero” ¿No tendrán algún otro aspirante al cargo, que por lo menos sepa algo sobre lo que habla?

Una posibilidad podría ser el camarada Andrade, pero, lamentablemente está en Cuba, en el campo de concentración regido por la familia Castro. Recibiendo órdenes del comunismo continental para hacer el mayor daño posible al país.

Conclusión para el movimiento nacional y multicolor en la República: ¡a luchar todos sin pausa y sin un paso atrás!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados