Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

¿Gato por liebre?

La Cámara Nacional de Comercio (jueves, 22 de febrero, El País), informó que en 2017 los sectores de mayor crecimiento comercial del último cuatrimestre fueron los de "bienes durables", destacando los electrodomésticos (3,3%), los de autos y camionetas (un 6,6%), los de ciclomotores hasta 50cc (17%), y los de ciclomotores hasta 125cc (un 41,6%). Otros estudios ratifican la información.

Se explica por el "dólar planchado", debido en buena medida a las divisas que llegan para convertirse en pesos que se invierten en letras y bonos estatales reajustables por inflación y con tasas de interés que se traducen finalmente en colocaciones internacionales lucrativas en dólares para los prestamistas. Ayuda a mantener baja la inflación, y a un extendido crédito para el consumo y el aumento promedial y artificial del ingreso en los hogares. No es actualmente la economía real el motor del crecimiento económico, sino el gasto del Estado, acrecido por la multiplicación de empleos burocráticos sin parangón e impresionantes desaguisados de gestión en empresas y proyectos públicos, sostenido por el incremento de impuestos, "de los que no se iban a poner más", incluidos los encubiertos en la electricidad y el combustible, y el citado y acrecido endeudamiento externo. Consecuentemente ha caído la inversión en bienes de capital, se ha deteriorado el mercado de trabajo, y los sectores cuya suerte está ligada a la trayectoria del dólar han perdido competividad (fuente cit., informe Universidad Católica, Cátedra Sura y Equipos Consultores).

La Cámara de Industrias del Uruguay, por su parte, ha informado que existe una concentración de mercados y productos, y que en los últimos seis años más del 60% de las exportaciones se reducen a cinco de ellos: carne, soja, madera, lácteos y cereales (fuente citada). Notoriamente se trata de la producción primaria y derivados, que —con excepción de la celulosa, a cargo de empresas multinacionales que gozan de magnos privilegios— son expresiones relacionadas a los reclamos de gremiales y "autoconvocados", a los que desde el Olimpo frentista se les castiga con gestos que han pasado a ser alevosos.

El gobierno por razones electorales no puede hacer nada. Debería reducir el gasto público. Nos llevará un día a un ajuste severo. Entre lo impostergable revista ampliar nuestro comercio internacional con acuerdos que incluyan la rebaja de aranceles que encarecen nuestras exportaciones, sostenidamente postergados por el núcleo de "chavitos" que mandan en la entente electoral gobernante. Caso de Chile y China. Otras urgencias revistan en la vergonzosa carta intención firmada por el oficialismo con UPM: hacer funcionar la educación pública, obras de infraestructura, y ordenar las rígidas relaciones laborales de acuerdo a pautas nuevas, con cambio tecnológico incluido.

Un dilatado análisis de El Observador sobre presencias destacadas en los "informativos televisivos" ha evidenciado que es voz casi excluyente en ellos, la del oficialismo. Hay "periodistas" amigos. No extraña así que el Sr. Fernando Villar, exinformativista, ocupara un espacio en el que se esperaba al Presidente de la República. Podría entenderse que se dio gato por liebre. No. Si hubiese leído el Dr. Vázquez, serían los mismos guionistas. ¡Había que animarse en el gobierno a poner la cara y leer un rosario de verdades a medias, que ignoran los datos que vienen de citarse y la actual postración dramática del sector productivo y exportador!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos