Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Duelo de titanes

Continuando comentarios sobre algunos puntos de la realidad política y económica mundial, expresaremos que siguiendo a Charles Darwin, sentimos que para sobrevivir, las personas y las naciones deben adaptarse a la realidad. Para salir adelante a partir de ella.

Y que los comentarios, necesariamente fragmentarios que efectuamos, parten de considerar que los estados nacionales son para sus integrantes un "hogar nacional", un abrigo integrado como en el caso de nuestro país por personas que llegamos desde una cercana inmigración, proveniente de culturas, lugares, credos, etnias, experiencias distintas, lo que solo puede armonizarse merced al juego de las instituciones democráticas y liberales. No adherimos a las teorías conspirativas, pero, es indiscutible que hay centros de poder que operan incluso por fuera de los países a los que sus miembros pertenecen, que atraviesan las fronteras nacionales sin pedir permiso, cuando no con la complicidad de gobiernos como el que tenemos en el país. Igualmente somos conscientes de que a este universo contradictorio, se debe parte del fenomenal progreso científico y tecnológico universal que ayuda a matar el hambre y prolongar la expectativa de vida del ser humano.

Un cercano estudio de la facturación efectuado sobre las 100 entidades económicas más grandes del mundo, considerando a la facturación anual de las 10 corporaciones multinacionales más poderosas y comparándola con el PBI (producción anual) de los países —estados nacionales— actualmente existentes, revela que los países: Estados Unidos, China, Alemania, Japón, Francia y Reino Unido, son las más grandes. Les siguen Italia, Brasil y Canadá. En el lugar décimo se cuela la firma Walmart, la mayor cadena comercial del mundo y le siguen una veintena de empresas más entre las que —mención parcial— revistan norteamericanas como Exxon y Apple; europeas como Royal Dutch Shell (so- ciedad anglo-holandesa) y Volkswagen; japonesas como Samsung y Toyota, y chinas como China National Petroleum y Sinopec (también petrolera). Además de esta observación, se percibe que solo las primeras 10 corporaciones multinacionales del ranking, tienen una facturación que es equivalente al PBI de los 180 países más pequeños del planeta, entre los que destacan Irlanda, Indonesia Israel, Colombia, Grecia, Sudáfrica y Vietnam, citando a los más relevantes (nosotros vamos al fondo del pelotón). En el campo bursátil, que permite determinar el valor de las empresas que cotizan en bolsa en base al valor de sus acciones, en Estados Unidos —Wall Street— de acuerdo con el índice de S&P 500 (Standard and Poors 500), dominan actualmente por su alto valor las compañías del sector tecnológico: Apple, Google, Amazon y Facebook. Parte esencial del espionaje actual de la vida privada de las personas. Con una salvedad: quienes las utilizan lo hacen voluntariamente (El País de Madrid, Estudio de Global Justice Now). De hecho, al participar en aplicaciones de esta naturaleza, cada persona tiene su archivo individual, organizado por sistemas robóticos que se ocupan del almacenamiento de datos individuales y quienes acceden a ello conocen las ideas, gustos, necesidades, etc., de cada usuario, pudiendo utilizarlos con los más variados propósitos.

Hay una disociación entre estados nacionales y corporaciones multinacionales. Los primeros son gente diversa con necesidades sociales; los segundos, negocios fríamente lucrativos y exitosos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º