Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Todo dicho

El Ing. Daniel Martínez, candidato presidencial frentista, viene de tener un altercado con el popular cantante de música tropical conocido como “El Gucci”.

El artista había dado su nombre para integrar una lista montevideana del elenco “progresista”. Desde la trinchera de feministas y ¿“feministos”? anidada en lucrativos cargos de la Intendencia Municipal de Montevideo, le acusaron de acosador sexual de damas. Dice “El Gucci” ello es probadamente falso al tiempo que prepara demandas y denuncias judiciales por asunto que le ha perjudicado profesionalmente.

El candidato presidencial frenteamplista pidió al cantante que renunciara voluntariamente a la candidatura electoral porque las mujeres compañeras estaban malísimas, y cuando Gucci le dijo en son de paz que pedía se le retiraran los agravios expresados por las jerarquía municipales, Martínez le dijo que a la compañera Fabiana Goyeneche no se animaba a pedírselo porque es “indomable”. Todo el culebrón tuvo una solución salomónica para el lavado de la imagen progre: en el Frente Amplio -dejando a un lado talentos y virtudes- todas las candidaturas serán “paritarias”: un hombre, una mujer (esperemos que lo sean las domables), lo que sea, y así sucesivamente.

En Cabildo Abierto, novel movimiento, la presencia fotográfica de alguna persona con antecedentes divulgados de simpatías neonazis le ha agitado el avispero. Curiosamente los idólatras de Stalin, los Castro, Maduro, y la pléyade de déspotas genocidas del socialismo real, que tienen sus agrupaciones y listas en el Frente Amplio, se horrorizan por el hecho y no ven la viga en el ojo propio. La presencia de rara avis como la citada es lamentable. También constatar que en una ensalada de contenidos ideológicos imprevisibles, un cabildante abierto encumbrado, en una reciente entrevista televisiva, invocando como mentor a Luis Alberto de Herrera, haya manifestado su simpatía por Vivián Trías, un macaneador sobre “socialismo nacional”, espía comunista rentado. Señal al navegante de los movimientos terroristas que asolaron al país en el siglo pasado.

Más allá del enojo del candidato presidencial colorado Ec. Ernesto Talvi, que se suma a otros por motivos varios, se anuncia para setiembre próximo un debate entre el candidato oficialista -Martínez- y el Dr. Luis Lacalle Pou, que será transmitido a nivel nacional. Por ahí va la definición de la lid cívica contemporánea. El Partido Nacional con sus 183 años de vida, ha cerrado filas. La Esc. Beatriz Argimón es candidata a vicepresidente. Tienen credenciales. Y, para mí, integrante de una Vieja Guardia Pretoriana del Herrerismo histórico, que es una de las tantas líneas que respaldan desinteresadamente la propuesta, es clara la existencia de gente joven y un programa renovador elaborado durante dos años. Por técnicos y armonizado con las ideas de la totalidad de los principales movimientos partidarios. Lacalle ha anunciado a tres de los futuros ministros de su gobierno: la Ec. Azucena Arbeleche para Economía (está desafiado el Cr. Astori a intercambiar sus habituales falacias con ella públicamente); el Lic. Pablo da Silveira para Educación y Cultura; y Pablo Bartol, probado servidor social, con participación activa en la experiencia del centro tecnológico Los Pinos en la Cuenca de Casavalle, en Montevideo, para Desarrollo Social.

Está todo dicho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados