Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Destino Caracas

El temor de tener que abandonar el poder ha producido un sarampión incontenible de candidaturas presidenciales frentistas.

Notoriamente, la actual presidencia del país luce anémica, es un "avión sin nafta" como alguien dijera y transmite la sensación de que al titular le pesa el cargo y no ve la hora de irse a casa. Pese a que le restan muchos meses más en el mismo. En el desganado vuelo, luego de la magna tarea de esterilizar el alma nacional, ignorando por años a próceres y fechas patrias, en infeliz perorata justificando su ausencia, adujo que un lumbago molesto le impidió concurrir al festejo del 25 de agosto pasado, día de la independencia, en Florida, al que citó como el "25 de mayo" (fecha patria argentina)...

Tantos candidatos dificultan tomar la punta de la madeja. El de más reciente proclamación es el integrante de la organización que aglutina a los sindicalistas profesionales, el señor Óscar Andrade. Cuando la lucha de clases le viene siendo eficiente al comunismo y el Pit- Cnt, para ahuyentar inversiones y fundir empresas, ha pedido bolada en la penca. Le ha quitado el gozo que su propia candidatura presidencial le producía, según confesión de parte, al ministro de trabajo Ernesto Murro. Que está envuelto en una diferencia con el comandante en jefe del Ejército, Gral. Guido Manini, quien le ha dicho —fundadamente— que miente en tema de pasividades militares. De las tantas fantasías del ministro, una de las últimas fue decir que el país está lleno de propietarios rurales que tienen ¡hasta 500.000 hás. de campo!, desde los tiempos de la corona (exclamación nuestra). Recordemos que si bien parece haber quedado afeitado y sin visita con su candidatura por la decisión de los camaradas rojos, no es —además— demasiado adicto a la Constitución, ya que ha ignorado que su presencia en el directorio del BPS le impide inequívoca y jurídicamente ser opción electoral. No se lleva bien con la ley: la Organización Internacional del Trabajo le ha dicho contundentemente que las ocupaciones de establecimientos laborales no son parte del derecho de huelga y que lesionan el derecho de los trabajadores que quieren entrar a trabajar, así como al derecho de propiedad, y alienta este voluntarismo fascista con sin par entusiasmo.

En la movida presidencial populista hay presencias femeninas. La ministra de industria —de las que van quedando— también pide pista, junto aparentemente con la senadora Constanza Moreira. Y, no queda todo ahí. Tenemos al presidente más pobre del mundo que merece una observación respetuosa: no puede seguir por ahí vestido de proletario, como si no le pagásemos a él y su señora esposa, por voluntad popular altísimas retribuciones. Son uno de los matrimonios mejor pagados por años y años del planeta. Ahora se ha bajado de una góndola veneciana y si la patria lo llama, es posible que también ponga la pica de su candidatura en Flandes.

Resta considerar al intendente Daniel Martínez. Sugiere una solución financiera original. Extender a todo Montevideo día y noche el pago de parking de autos y motos, lo que permitiría sumar amigos a contratar, mientras que a medida que uno se va alejando de la costa, en Montevideo seguirán acumulándose extendidos basurales de imbatible rebeldía.

El aquelarre viene condimentado con simpatía inoculta por las experiencias de Cuba, Nicaragua, Venezuela, el "lava jato" y los bolsos del convento. Destino: fracaso nacional asegurado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos