Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Somos Arena

En el Antel Arena, alquilado para conmemorar la asunción del frenteamplismo al gobierno un 1º de marzo, nuestro primer magistrado leerá un libreto sobre los logros gubernamentales junto a familiares, amigos y favorecidos de su fuerza política, durante casi 15 años de gestión.

Algunas conclusiones se presume no faltarán en la cita.

Ineludible: “Compañeres, compañeras y compañeros: este magno escenario representa mucho de lo que define a nuestra fuerza política. Se ha hecho con plata de Antel, dinero del pueblo uruguayo, tomado como propio por nuestra coqueta precandidata presidencial ingeniera Carolina Cosse aquí presente. ¡Miren que lindo quedó! Nadie sabe, ni sabrá cuánto costó, ni quiénes se beneficiaron con las obras, elegidos a puro dedo. Nunca faltan los maliciosos ¿Qué hay 656 asentamientos en la república, con carencias de agua potable y saneamiento incluidas? ¿Qué se precisan viviendas y un nuevo Hospital de Clínicas para los más carenciados? ¡Menudencias! ¿Qué es eso ante las candilejas multicolores que nos alegran en este gran tablado?”.

La previsible: “¡Tantas quejas injustas sobre la seguridad pública y la obra que la compañera Topolansky certeramente califica como “excepcional” del ministro Bonomi! Dicen no se puede ir a la calle, ni caminar de noche por cualquier lugar del país. Es cierto. Hurtos, rapiñas, homicidios se han multiplicado al infinito. También que la gente no debe salir de sus casas. Pero, nadie subraya que esta es una contribución a la vida familiar. Los esposos no desaparecen en la noche, la damas corren prestas para llegar pronto del trabajo a casa, la preocupación por la integridad de los hijos es general, y así, viviendo enrejados aportan a la vida familiar”.

Otra de cajón: “Dice la derecha, la educación pública está mal. Repeticiones, carencias en gramática y matemáticas, incapacidad para entender lo que se lee… Les pondré un ejemplo que lo desmiente ¿En qué país del mundo una cooperativa de personal de limpieza contratada por un ministerio a tal fin, pasa de un día a otro a ser encargada de las instalaciones eléctricas del organismo? En ningún país, compañeros, pero pasa en el Mides de la camarada Arismendi. Eso es enseñanza del nuevo tiempo. Recientemente, de un día para otro, a unos compatriotas ocupados con el balde y la escoba les asignaron atender al cable eléctrico y el enchufe. Reconversión tecnológica instantánea. ¿Hay algo parecido en Estados Unidos o Japón?”.

Impostergable: “Perdimos pesitos en errores mínimos: Pluna, Ancap, regasificadora... y pequeñeces parecidas. Pero, duplicamos la deuda pública -récord histórico- ¿es poco? ¡Al diablo con el cierre de empresas, el desempleo, y la despoblación de la campaña y arriba el «investment grade y el riesgo país!». ¿Déficit fiscal gigante e inflación? La culpa es del «rango meta» que corre más que una liebre y Danilo no lo alcanza nunca”.

La de la amistad: “En la línea del canciller Nin, vaya un saludo al amigo Maduro. Siempre estaremos buscando tengas Nicolás, un final feliz demoliendo tiránicamente a la sociedad venezolana y borrando con corrupción, tiros, palos y prisión arbitraria, los reclamos populares y desarmados por libertad, la enfermedad y el hambre, que los desacertados gobiernos del mundo libre unánimemente condenan!”.

Cierre clásico: “Al Arena venimos y del Arena nos vamos. ¡Festejen uruguayos, festejen!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados