Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Amigos en problemas

Francia "c'ést l'amour". Lo que toca a sus personajes importantes. Cercanamente, Dominique Strauss-Kahn, expresidente del Fondo Monetario Internacional, dejó a un lado las reglas de la seducción fina y con impulsos incontenibles encaró sin más a las damas que tenía a su frente, entre las que revistó una mucama de un hotel de Nueva York.

El asunto le costó denuncia penal, dinero, divorcio y la pérdida de la candidatura a la Presidencia de Francia, por el Partido Socialista, configurando un tablero que no resolvería el ajedrecista más talentoso. Si las finanzas son el capitalismo, y el Fondo Monetario Internacional uno de sus escuderos, ¿cómo es que un socialista puede presidir tamaña trampa monetaria?

Debido a lo anterior, hoy es presidente socialista de Francia en lugar del apasionado Dominique, monsieur François Hollande, cuyas alternativas amorosas vienen siendo pacíficas y tienen mejor suceso que sus políticas públicas. Amigas, compañeras y demás,

Francia "c'ést l'amour". Lo que toca a sus personajes importantes. Cercanamente, Dominique Strauss-Kahn, expresidente del Fondo Monetario Internacional, dejó a un lado las reglas de la seducción fina y con impulsos incontenibles encaró sin más a las damas que tenía a su frente, entre las que revistó una mucama de un hotel de Nueva York.

El asunto le costó denuncia penal, dinero, divorcio y la pérdida de la candidatura a la Presidencia de Francia, por el Partido Socialista, configurando un tablero que no resolvería el ajedrecista más talentoso. Si las finanzas son el capitalismo, y el Fondo Monetario Internacional uno de sus escuderos, ¿cómo es que un socialista puede presidir tamaña trampa monetaria?

Debido a lo anterior, hoy es presidente socialista de Francia en lugar del apasionado Dominique, monsieur François Hollande, cuyas alternativas amorosas vienen siendo pacíficas y tienen mejor suceso que sus políticas públicas. Amigas, compañeras y demás, se suceden en la anécdota del hacer presidencial. En la previa al advenimiento socialista, en este escenario los uruguayos no debemos olvidar, a Nicolas Sarkozy, seductor exitoso, al que muchas veces se alude como el "marido de Carla Bruni", una hermosa mujer cuya vocación es el canto.

Lamentablemente, la envidiable compañía no ha podido evitarle a Sarkozy que recientemente lo metiesen preso por ¡delitos financieros! Y la mano viene mal porque en la aventura ha marchado preso también hasta su abogado.

Y, el mundo es un pañuelo, de la tierra de los galos se invita a trasladarse al Río de la Plata. Por acá, y mirando a la vereda del vecino la acción de gobierno -a cargo de Cristina "K"-, viene siendo un descalabro por los cuatro costados (fondos buitres, Boudou, fiscal Campagnoli, inflación, recesión, desempleo, etc.) y la acompaña una inundación de corrupción que todos los días conoce capítulos nuevos.

Entre fiscales y jueces que son héroes alzando su voz de independencia y otros entregados a la sumisión a un gobierno que se dedica a destrozar a los honestos, envuelto en escándalos de cifras centenarias de millones de dólares. Los uruguayos no podemos tampoco olvidar que los Kirchner han sido el gobierno más hostil contra el pueblo uruguayo del que se tenga memoria. Y que ha contado entre sus andanzas con la colaboración autóctona de un gobierno frentista sin visión internacional, ganado por una incontenible improvisación y tecnócratas "ideológicos" que posan de sabios económicos.

La relación vale porque -sin que la Cancillería uruguaya se enterase- Sarkozy y Cristina "K", en un compartido acto de reivindicación de la ética universal, en el seno de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo) nos pusieron en una lista "gris", acusándonos de ser una especie de líderes del narcotráfico, la trata de blancas, el comercio ilegal de armas, el lavado de dinero y otras bellezas.

Y, a causa de lo expresado en una decisión que es una auténtica traición al interés nacional uruguayo, asumimos que sin más le daremos al gobierno argentino toda la información que nos solicite en materia económica, legal y tributaria, relacionada con los argentinos que inviertan en nuestra república. Las consecuencias ya se han sentido.

Más allá del cepo cambiario, lo saben los operadores inmobiliarios, los profesionales y todos los vinculados al hacer del turismo -no al discurrir ideológico-, e importantes inversores naturales, que, antes de poner un peso en nuestro país, se cortan las manos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)