Pablo Da Silveira
Pablo Da Silveira

No estaba superado

El 2 de marzo pasado, el senador Luis Lacalle Pou propuso al gobierno un paquete de medidas urgentes. En ese marco pidió al presidente Vázquez que ejerza liderazgo y brinde su apoyo político a las autoridades educativas, con el fin de eliminar toda incertidumbre sobre la elección de horas realizada el año pasado.

El 2 de marzo pasado, el senador Luis Lacalle Pou propuso al gobierno un paquete de medidas urgentes. En ese marco pidió al presidente Vázquez que ejerza liderazgo y brinde su apoyo político a las autoridades educativas, con el fin de eliminar toda incertidumbre sobre la elección de horas realizada el año pasado.

Al ser consultada sobre las propuestas educativas realizadas por Lacalle Pou, la ministra Muñoz declaró que “el gobierno las ha superado apenas comenzado el 2016. El senador seguramente está desinformado. Capaz que el parpadeo de la asesora fue muy largo”. Respecto de la elección de horas, Muñoz dijo: “ya empezaron en marzo, ya están trabajando en las bipartitas (…) es un proceso que está en marcha”.

¿Se equivocó Lacalle Pou? Para saberlo hay que contestar dos preguntas. ¿Existe incertidumbre sobre el alcance temporal de la última elección de horas? Y, en caso de que exista, ¿se ha hecho algo por eliminarla?

Para lo primero alcanza con hacer memoria. El 3 de noviembre pasado, el Consejo de Secundaria aprobó una resolución que extendía a dos años los efectos de la elección de horas que estaba a punto de empezar. La medida se aplicaba a los grados altos y era llamativamente coincidente con una propuesta recién presentada por el propio senador Lacalle. Pero esa es otra historia.

Los sindicatos se opusieron a la medida e iniciaron negociaciones que llevaron a la firma de un documento conjunto. El texto, conocido el 9 de noviembre, dejaba claras tres cosas: se creaba una comisión bipartita, esa comisión debía decidir antes de agosto si las horas elegidas en 2015 “se ratificarían” (en condicional) por más de un año, y en caso de no llegar a acuerdo la elección solo tendría efecto por un año.

Todo indicaba que las autoridades habían dado marcha atrás: la duración de los efectos de la elección de horas quedaba en manos de una comisión donde los sindicatos tenían poder de veto. Para que no quedaran dudas, en diciembre se reunió el Congreso de Fenapes y resolvió rechazar la extensión a dos años. Esa sería la posición a llevar ante la comisión anunciada en noviembre.

Pese a la contundencia de estos datos, las autoridades de Secundaria afirmaron que la elección por dos años se mantenía. Y lo repitieron públicamente ya iniciado el año 2016. De modo que, al día de hoy, nadie sabe por cuánto tiempo se eligió el año pasado. Las autoridades dicen una cosa y los sindicatos dicen otra. Hay incertidumbre.

Podría estar ocurriendo, claro, que la comisión estuviera trabajando en reserva y se estuviera logrando un acuerdo. Pero los sindicatos lo negaron siempre y, si hacía falta una prueba, acabamos de tenerla.

El viernes pasado hubo una reunión entre representantes sindicales y autoridades de Secundaria. En el acta que se labró al final, quedó planteada “la necesidad de constituir lo antes posible la Comisión de Trabajo para la elección de horas por más de un año”. O sea: la Comisión anunciada en noviembre nunca se reunió, porque todavía no ha sido constituida. Las declaraciones de la ministra Muñoz no solo fueron irrespetuosas hacia dos legisladores, sino que confundían a quienes la escuchaban. El tema de la elección de horas no está superado, ni está en marcha, ni tiene nada que ver con la duración del parpadeo de nadie. Su versión fue desmentida en un documento firmado por las autoridades de Secundaria y los sindicatos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)