Pablo Da Silveira
Pablo Da Silveira

Malgasto en el MEC

Los "Centros MEC" son una creación de los gobiernos del Frente Amplio. Se trata de una red nacional de "espacios de encuentro", donde se organizan actividades educativas, culturales y de "construcción de ciudadanía".

Esa red encierra realidades diversas. Hay Centros MEC muy activos y otros que vegetan. Hay algunos que trabajan aislados y otros que funcionan en alianza con gobiernos departamentales, empresas públicas u organizaciones sociales. Hay algunos cuyo trabajo genera reconocimiento local, y otros que son vistos como comités de base apenas disfrazados. Todas estas valoraciones son, desde luego, discutibles, porque no existe una evaluación global de la experiencia ni mucho menos una evaluación de impacto.

Desde el punto de vista burocrático, el programa funciona como una Dirección del Ministerio de Educación y Cultura. Se trata de una unidad comparativamente chica, que atiende algo más de 120 centros en todo el país. Hay, por ejemplo, 9 centros en Artigas, 6 en San José, 2 en Tacuarembó y 11 en Canelones. Solo una parte de estos centros logra continuidad de funcionamiento y algún protagonismo local. Todo esto es poca cosa si lo comparamos, por ejemplo, con las redes nacionales que manejan Primaria o el Ministerio del Interior.

Lo asombroso es que, para gestionar esta modesta y titubeante estructura, en la sede central del Ministerio de Educación y Cultura funciona un equipo compuesto por 60 personas. No hay un Director Nacional de Centros MEC, sino dos. Además, hay dos Asesores de Dirección y otras dos personas asignadas a tareas de Secretaría. Pero los directores no parecen dirigir gran cosa, porque además hay cuatro responsables de Proyectos, dos responsables de Evaluación y Seguimiento, tres responsables de Alfabetización Digital y otros cuatro que se ocupan de Comunicación y Gestión de Proyectos Culturales.

Parecería que la administración de esa red implica desafíos enormes. La prueba es que hay una responsable de Ejecución Presupuestal, ocho encargados de Administración y Logística, y un responsable de Soporte Informático.

Las distribuciones de roles dentro de esos equipos son curiosas. Por ejemplo, hay una responsable de Administración, un Referente de Compras, un Referente de Insumos y un Referente en Gestión de Pasajes y Viáticos. ¿Qué hará, por ejemplo, el Referente de Compras, si otros compran los insumos y los pasajes?

Pero lo mejor son los Coordinadores Departamentales. Como todos sabemos, este país tiene 19 departamentos. Sin embargo, la Dirección de Centros MEC tiene 31 Coordinadores Departamentales, es decir, casi el doble. O el nombre del cargo está mal puesto, o esta gente sabe cosas que nosotros no sabemos.

Esta es la estructura central que maneja el programa desde Montevideo. A esto se suman las más de 300 personas que hacen funcionar la red localmente. Y lo peor es que en este momento las autoridades del Ministerio se han embarcado en una furia presupuestadora, con el fin de convertir a muchos contratados en funcionarios permanentes. ¿Tal vez esto tenga que ver con la incertidumbre acerca de quién ganará las próximas elecciones?

Cuando el oficialismo festeja el aumento del gasto en educación y cultura, está festejando cosas como esta: ineficiencia, amiguismo, uso del aparato estatal con fines partidarios, inexistencia de rendición de cuentas. Luego hay escuelas que se llueven.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)