Matías Chlapowski
Matías Chlapowski

Napoleón

El solo nombrarlo despierta interés, reconocimiento y evoca extraordinarias hazañas, brillantes combates, deslumbrantes ceremonias, asombrosas conquistas, despampanantes bailes, conciertos y obras de teatro, pintura, literatura, escultura, arquitectura y artes menores, espléndidos uniformes, fulgurosos caballos, el trueno del cañón, el agudo sonido del clarín y el tambor llamando a filas.

A ellas acudían muchos voluntariamente, en busca de aventura, seducidos por la arenga, el patriotismo, las promesa y sueños de este extraordinario, hiperactivo y mayormente popular personaje antes y hoy. Muchos que han estado en París no han dejado de visitar el majestuoso "Hotel (palacio) des Invalides" y la impresionante tumba del emperador en granito tan rojo como la sangre que derramó.

Es conveniente recordar la terrible miseria que causó su desmedida ambición y genio, sin los cuales no hubiese podido lograr el tamaño del desastre final, resultado de su incursión en Rusia. Una guerra que ninguno de los dos emperadores deseaba pero cuyas consecuencias fueron que entre junio de 1812 y principios 1813, el conflicto causara la muerte de más de un millón de personas de las que unas 800.000 estaban bajo bandera, aproximadamente la mitad por lado, más unos 200.000 civiles que incluían mujeres y niños. Hay estimaciones que superan estos guarismos y esto ocurrió cuando la población del mundo orillaba los mil millones de habitantes.

En una obra excepcional, Adam Zamoyski describe en gran detalle, en "Moscú 1812", lo que pasó en esa campaña, basando su minuciosa investigación en crónicas de la época, informes diplomáticos, despachos militares, como también en cartas. Las que llegaron a destino, las que fueron interceptadas y las que se encontraron en la ropa de los cadáveres, como también los diarios personales que se acostumbraban llevar en la época. Lo rescatado ha sido incorporado en el relato de esta tremenda epopeya, ese triste calvario donde pocos sobrevivieron. De los 650.000 efectivos de la Grande Armée que fueron hacia Moscú, regresaron a las fronteras del Gran Ducado de Varsovia unos 40.000. Además de los muertos, decenas de miles fueron hechos prisioneros, quedaron inválidos o terminaron sus días como siervos de magnates rusos. Pocos regresaron a Francia, Polonia, Alemania, Holanda e Italia.

Una de las características del éxito militar de Napoleón, aparte de su creatividad, uso de la artillería y el sistema de comunicaciones, había sido la rapidez de desplazamiento, en parte atribuida a que sus ejércitos viajaban livianos y su tropa mayormente comía lo incautado a los habitantes de las zonas invadidas. Funcionaba cuando incursionaba en países ricos, pero cuando invadió la despoblada y más pobre Rusia le resultó imposible nutrir adecuadamente a sus hombres y a su caballada. De ida, a duras penas se logró derrotar al enemigo y manteniendo cierta disciplina llegar a Moscú. Allí encontraron suministros abandonados, pero de regreso era transitar por el campo que ya había sido arrasado meses atrás y no quedaba nada. Muchos de sus soldados murieron de hambre, de congelamiento, gangrena, tifus, más que por la metralla, las esquirlas, astillas, balas, la pica y el sable ruso. Durante la retirada, mayormente a pie, devorados por los piojos, con botas destrozadas, la temperatura en varias ocasiones a -35 grados y con fuerte viento, sus batallones se iban raleando.

Es curioso que este gran general no haya tenido en cuenta, que dadas las distancias (aprox. 2500 km. ida y vuelta) sería difícil emprender la guerra en verano y regresar a tiempo, "a cuarteles de invierno". Quiso creer que el Zar, al ser derrotado iba a negociar. Nada de eso ocurrió. La batalla de Borodino no resultó en una derrota decisiva y no estuvo lejos de haber sido un empate estratégico o peor, ya que los rusos podían renovar sus cuadros mas fácilmente. Además tenían forraje y podían reponer los caballos, pobres víctimas de esa guerra. La muy ponderada estrategia rusa de tierra arrasada y de no presentar batalla no fue una política deliberada. Cundía en el seno del entorno de Alejandro el desconcierto, rivalidades y envidias entre los principales jefes militares. Afortunadamente para los rusos, el Zar decidió preservar su imagen y no encabezó el ejército. La desorganización y la inicial multiplicidad de mandos y celos, evitaron por suerte para ellos, enfrentamientos importantes con la Gran- de Armée, salvo Borodino -cerca de Moscú.

En su tardía retirada, la fuerza invasora desgastada sufrió mucho en el desafiante cruce del Berezina y la posterior batalla. Su marcha estuvo acompañada del constante acoso de los bien montados cosacos en la periferia de sus flancos y la retaguardia. La muerte era casi segura si no podían seguir el tren con el resto de sus compañías. La comida terminó siendo la carne de los cadáveres. Terrible el hambre, frío y el acoso enemigo.

Su derrota: aseguró la influencia rusa en Europa central. Impulsó, el crecimiento de Prusia y luego, bajo Bismark, esta se convirtió en la potencia alemana dominante, en desmedro de Austria y su imperio. Terminó la hegemonía militar francesa en Europa. Subyugada, Polonia volvió a ser dividida entre sus tres vecinos. El daño infligido a España y Portugal aceleró la independencia de sus colonias en América. Italia tuvo que esperar a Garibaldi.

Sus logros fueron: frenar los desmanes y el sangriento caos desatado por la revolución francesa; reorganizar al Estado; crear un banco central. También estableció el laicismo (separando a la iglesia del Gobierno). Impulsó una estupenda reforma educativa y un elogiado código judicial. Desarrolló numerosas obras públicas. Pero todo eso no compensa el daño provocado a la humanidad No lo debemos comparar con Hitler, Stalin y Mao, pero...

Nota. Génova vendió a Francia la contenciosa isla de Córcega donde nació en 1769 Nabolione Buonaparte, integrante de una numerosa y noble familia. Derrotado en Waterloo en 1815, esta vez confinado a la isla Santa Elena, murió en 1821 lejos, en el Atlántico sur.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados