Martín Aguirre
Martín Aguirre

Temas que faltan en la campaña

Tal vez sea el mayor monumento al fracaso político en el Uruguay del último medio siglo. Pese a ello, el inicio de su derrumbe pasó sin pena ni gloria. Se trata de la cabecera de puente sobre la laguna Garzón que a estas horas está siendo demolida para dar lugar a un faraónico proyecto, en el que se gastarán 6 millones de dólares para unir un trecho de apenas 200 metros. Ello, supuestamente, para respetar la ecología del lugar. Tanto la respetaron que el primer día de obra, una excavadora se hundió en la laguna, dejando una estela de combustible y contaminación a su lado. Todo, (todo) un desquicio producto de la avaricia de unos, del fanatismo de otros, pero sobre todo de la falta de planificación razonable de parte de una clase política que en plena campaña, parece ignorar algunos temas que son centrales.

El desarrollo de la franja oceánica es uno de estos temas. Se trata de un activo invaluable para Uruguay, de apenas unos 200 km, con valores de mercado que pueden llegar hast

Tal vez sea el mayor monumento al fracaso político en el Uruguay del último medio siglo. Pese a ello, el inicio de su derrumbe pasó sin pena ni gloria. Se trata de la cabecera de puente sobre la laguna Garzón que a estas horas está siendo demolida para dar lugar a un faraónico proyecto, en el que se gastarán 6 millones de dólares para unir un trecho de apenas 200 metros. Ello, supuestamente, para respetar la ecología del lugar. Tanto la respetaron que el primer día de obra, una excavadora se hundió en la laguna, dejando una estela de combustible y contaminación a su lado. Todo, (todo) un desquicio producto de la avaricia de unos, del fanatismo de otros, pero sobre todo de la falta de planificación razonable de parte de una clase política que en plena campaña, parece ignorar algunos temas que son centrales.

El desarrollo de la franja oceánica es uno de estos temas. Se trata de un activo invaluable para Uruguay, de apenas unos 200 km, con valores de mercado que pueden llegar hasta los 1.500 dólares por un simple metro cuadrado de tierra. Y que moviliza actividades claves como el turismo y la construcción. Sin embargo ninguna fuerza política exhibe un plan claro de desarrollo para esa riqueza. Basta ver los anuncios delirantes de puertos por aquí y por allá, ocupaciones ilegales de balnearios enteros, la ligereza con que se mencionan mastodónticos proyectos urbanísticos. ¿Alguien se ha planteado un proyecto general claro de desarrollo sostenible de la zona oceánica?

Muy vinculada está la cuestión del medio ambiente. Cada día se escuchan más señales que ponen en cuestión el eslogan de Uruguay Natural. Desde el estado de los ríos, los problemas generados por el boom agrícola, la degradación provocada por un desarrollo industrial sin control. A lo que se suma la amenaza de proyectos gigantes como el de Aratirí, que superan notoriamente la capacidad de la débil institucionalidad del país. Algo se ha hablado en la campaña al respecto, pero de forma liviana y poco creíble. Por ejemplo el ex ministro Brenta mencionó la necesidad de crear un ministerio exclusivo sobre el punto. Sin embargo en su gobierno se llegó a plantear sacar a la dirección de Medio Ambiente del Mvotma y pasarla a la OPP, para que no incomodara tanto a la hora de aprobar proyectos de inversión. ¿Entonces?

Un tercer tema ausente es el demográfico. Sabido es que Uruguay tiene una de las poblaciones más envejecidas del continente, que la tasa de natalidad ha caído de 17 nacimientos cada mil habitantes en 2003 a 14 en 2011, que el 40% de eso nacimientos ocurren en hogares bajo la línea de pobreza, que entre menores y viejos, hay 60 pasivos cada 100 activos en el mercado laboral. Y la cosa tiende a agravarse. El presidente Mujica hace tres años advirtió sobre el tema, aunque muy en su estilo, poco hizo al respecto más allá de algún comentario barroco sobre importar indios ecuatorianos. La diputada Alonso presentó un proyecto para beneficiar la natalidad, pero quedó en la nada. ¿Se ha mencionado el tema en la campaña?

Por supuesto que existen otros temas iguales o más importantes que estos que asombrosamente no están en el debate. Cosas como los accidentes de tránsito, que el gobierno por un lado dice tener como prioridad pero luego posterga una ley vital para dar más seguridad a los coches que se importan. Y cosas más a mediano y largo plazo, como la caída del precio de los principales productos que exporta el país, ya sea la soja, la celulosa, o los lácteos. ¿Sabía usted que el año pasado una universidad holandesa presentó la primera hamburguesa de carne de laboratorio? Ojalá que nunca llegue a popularizarse, pero ¿no debería alguien al máximo nivel público estar pensando un poco en de qué vamos a vivir en Uruguay dentro de 20 o 30 años? Si lo hay, en esta campaña, no ha abierto la boca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)