Julia Rodríguez Larreta
Julia Rodríguez Larreta

No llores por mi Argentina

Varios economistas argentinos coinciden en señalar que el pais entró en recesion, el gobierno lo niega, pero los hechos se encargan de darle la razón a los primeros.

Varios economistas argentinos coinciden en señalar que el pais entró en recesion, el gobierno lo niega, pero los hechos se encargan de darle la razón a los primeros.

Economistas de talla como Roberto Cachanosky, hoy afirman y lo hacen mostrando fundamentos, que Argentina se encuentra en un estado de recesión con inflación.Daniel Marx confirma por su lado, que a pesar de las condiciones externas favorables, hay suficientes indicadores como para decir técnicamente que hay recesión, a pesar de que por el lado afín al gobierno, Agustín D`Atellis, de la agrupación kirchnerista, La gran N maKro, contradiga estas aseveraciones, con el argumento de que para hacer esta apreciación, debe haber dos trimestres consecutivos de contracción del PBI. Pero lo cierto, es que la realidad se encarga de darles la razón a los primeros.

Sin embargo, mirando más hacia el futuro, que a los zafarranchos cometidos por el gobierno, con sus equivocadas políticas económicas que se arrastran desde hace mucho tiempo, la verdad es que la riqueza potencial de la Argentina la hace imposible de sumergir.

En estos momentos basta llevar la mirada hacia al sur, para ver la danza de millones que surgen desde las profundidades de los 30000 kilómetros cuadrados de la zona de Vaca Muerta, en Neuquén. Representan la cuarta reserva de petróleo no convencional y la segunda de gas no convencional del mundo, según los datos de la Energy Informatión Administration de Estados Unidos (EIA).

Son tan ricas estas reservas, que no extraña que el secretario de energía de Estados Unidos, Daniel Poneman, se haya reunido con el actual Presidente de YPF, Miguel Galuccio, (uno de los pocos nombramientos idóneos), haciendo una escala argentina en su gira sudamericana por Colombia y Chile.

Al tiempo de elogiar esa abundancia de la naturaleza, Poneman aprovechó para hacer algunas razonables advertencias, dando muestras de que "conoce el paño". "Argentina tiene reservas de "shale" gas de primera clase y las posibilidades son enormes. Tener reservas es necesario, pero no suficiente. La confianza pública es imprescindible. Las reservas hay que desarrollarlas con responsabilidad y transparencia, con leyes previsibles, inclusive desde el punto de vista del medio ambiente". Comentario este último, que tiene seguramente que ver con un fallo de la justicia norteamericana de hace dos semanas, según el cual, por primera vez una compañía tuvo que pagarle US$ 3 millones a una familia, por daños ambientales.

La visita de Poneman coincidió, quien sabe si por casualidad, con la de Ali Moshiri, Presidente para África y América Latina de Chevron, empresa responsable de una inversión de unos US$ 1200 millones en el yacimiento. Pero por el acuerdo con Chevron habrá de ser investigada la Presidente Cristina Kirchner, luego de la disposición de la sala II de la Cámara Federal porteña. La causa es por abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y tentativa de contaminación ambiental.

Galuccio sacó una solicitada en defensa del acuerdo con la petrolera, escudándose en el decreto que creó el régimen de promoción de inversiones para la explotación de hidrocarburos, por el que firmó el negocio con Moshiri sin que trascendieran las cláusulas del mismo. Una segunda etapa con esta firma prevé US$ 15 mil millones de inversión.
YPF ya acordó asociaciones estratégicas con Dow Chemical Argentina, con Pampa Argentina y con Plus Petrol. A su vez, el miércoles 21, Exxon Mobil anunció el descubrimiento de un pozo no convencional muy prometedor en la misma Vaca Muerta, que sería comparable a los de mayor productividad de Estados Unidos. Este grupo estadounidense tiene intereses en alrededor de 360 mil hectáreas en el mega yacimiento neuquino.

Estados Unidos, donde comenzaron las investigaciones para la explotación de gas y petróleo de esquisto, invirtió en tecnología US$ 137 billones entre 1978-1992. Ahora Argentina podrá beneficiarse de todo lo que se aprendió en la materia, con el " drilling" transversal requerido.
De todas maneras, se calcula que un buen desarrollo de Vaca Muerta demandará entre US$ 8 y 10 millones, así que como se ve, no se trata de poca cosa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)