Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

Puerto de servicios

Está muy bien asombrarse ante la enorme inversión en una nueva planta productora de celulosa de UPM en el centro del país y ante su moderno ferrocarril.

Pero, toda esa producción debe pasar por el Puerto de Montevideo para llegar a su destino en ultramar. Algo parecido sucede con la primera planta de UPM, con su nexo fluvial que la conecta con Nueva Palmira. Los puertos son encrucijadas estratégicas que pueden actuar como facilitadores del movimiento de mercaderías cuando son eficientes y, también, como limitadores, obstáculos, cuando son ineficientes.

Los puertos uruguayos son, necesariamente, exportadores de servicios. En dos grande sentidos. Primero, manejan un volumen muy importante de mercaderías y contenedores en tránsito o transbordo; segundo, ofrecen servicios de diferentes clases a los buques que acuden a ellos. Todas esas actividades son inter dependientes.

En la última década, el movimiento de contenedores en tránsito o transbordo que pasaron por el puerto de Montevideo representaron entre el 53 % (2011) y el 46,9 % (2015) del movimiento total de esas unidades de carga. Aquel tráfico tiene tres grandes ventajas: es una exportación de servicios; contribuye a incrementar la demanda por transporte marítimo del puerto de Montevideo, lo que atrae más y mejores servicios de transporte; y hace posible que los operadores portuarios uruguayos consigan economías de escala en su funcionamiento, algo que, nuevamente, se refleja en sus precios. Es sabido que es el exportador uruguayo quien debe absorber los costos del transporte marítimo.

También existe otra rama de la actividad portuaria que ha adquirido importancia en los últimos años: el movimiento de cruceros. En el año 1995 entraron al puerto 24 cruceros que sumaron 539.655 toneladas de registro bruto. El año pasado entraron 96 cruceros con un total de 6,3 millones de registro bruto. Cada vez entran más buques de esta clase, de mayor tamaño y, también con mayores requerimientos. El Puerto de Montevideo suministra una variedad de servicios a esos buques que nos traen turistas.

Aunque los puertos están ubicados dentro del territorio y las aguas interiores de un determinado Estado, la actividad portuaria es esencialmente transnacional. Entre otros factores externos, dependen de un conjunto de normas, muchas veces de una oscura naturaleza técnica, que evolucionan constantemente como resultado de los desarrollos en el mundo.

La importancia de lo global es demostrada por las nuevas reglas de la Organización Marítima Internacional (OMI) para reducir las emisiones de óxidos de azufre de las máquinas de los buques. Estas reglas deberán aplicarse a partir del 1° de enero de 2020, en cumplimiento de lo pactado en el Anexo V del Convenio internacional para prevenir la contaminación por los buques (MARPOL). Esta es la culminación de un proceso que comenzó el año 2005.

Para la industria naviera, el procedimiento más económico será utilizar como combustible un fuel oil con un contenido máximo de azufre que se ajuste a los nuevos límites establecidos por OMI.

Para ello los buques necesitan abastecerse de este tipo de combustible

Sería importante saber si el puerto de Montevideo podrá suministrar ese tipo de fuel oil a los buques que lo requieran, tan pronto entre en vigor la nueva norma OMI.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)