Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

Polos opuestos

En el encuentro convocado por La Academia Uruguaya de Derecho Marítimo, que tuvo lugar la semana pasada en la sede del Centro de Navegación, disertaron el Dr. Didier Opertti, sobre la "Ilegalidad de las medidas argentinas" y el Dr. Edison González Lapeyre sobre las "Cuestiones Fluviales-Marítimas y Portuarias con la República Argentina".
Los disertantes se refirieron a la serie de medidas sobre navegación y puertos tomadas por el Gobierno argentino en los últimos meses.

Estas incluyen la controvertida Disposición 1108/2013 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, que tanto perjudica al Puerto de Montevideo (y que tanto beneficia a los puertos brasileños), la aprobación de la nueva traza para el Canal de Punta Indio, las medidas que complican el tráfico de barcazas que bajan por el Paraná con destino al puerto de Nueva Palmira y las demoras que encuentran en CARP determinados proyectos uruguayos.

Las conferencias demostraron la amplitud y densidad del marc

En el encuentro convocado por La Academia Uruguaya de Derecho Marítimo, que tuvo lugar la semana pasada en la sede del Centro de Navegación, disertaron el Dr. Didier Opertti, sobre la "Ilegalidad de las medidas argentinas" y el Dr. Edison González Lapeyre sobre las "Cuestiones Fluviales-Marítimas y Portuarias con la República Argentina".
Los disertantes se refirieron a la serie de medidas sobre navegación y puertos tomadas por el Gobierno argentino en los últimos meses.

Estas incluyen la controvertida Disposición 1108/2013 de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, que tanto perjudica al Puerto de Montevideo (y que tanto beneficia a los puertos brasileños), la aprobación de la nueva traza para el Canal de Punta Indio, las medidas que complican el tráfico de barcazas que bajan por el Paraná con destino al puerto de Nueva Palmira y las demoras que encuentran en CARP determinados proyectos uruguayos.

Las conferencias demostraron la amplitud y densidad del marco jurídico que regula la actividad del transporte marítimo y fluvial y la actividad portuaria adentro de nuestra región.

En el nivel bilateral, se recordó el artículo 27 del Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, donde Argentina y Uruguay se comprometieron a "realizar los estudios y adoptar las medidas necesarias con vistas a dar la mayor eficacia posible a sus servicios portuarios" y a "ampliar las facilidades que mutuamente se otorgan en sus respectivos puertos". También se señaló que los procedimientos de notificación y consulta en el Tratado, no le otorgan un derecho de veto a una de las Partes respecto de las iniciativas notificadas por la otra.
Al marco más general del Derecho Internacional general (que incluye, por ejemplo, la Organización Mundial del Comercio - OMC) se suman las normas acordadas en el nivel regional. Estas comprenden el marco del Mercosur y el del sistema de la Hidrovía.

El fundamento del sistema de la Hidrovía es el Acuerdo suscrito el 26 de junio de 1992, en el Valle de las Leñas, por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. Allí se pactó que el Acuerdo tuviese "por objetivo facilitar la navegación y el transporte comercial, fluvial longitudinal en la Hidrovía Paraguay - Paraná (Puerto Cáceres - Puerto Nueva Palmira), en adelante 'la Hidrovía', en el ámbito del Tratado de la Cuenca del Plata, mediante el establecimiento de un marco normativo común que favorezca el desarrollo, modernización y eficiencia de dichas operaciones, y que facilite y permita el acceso en condiciones competitivas a los mercados de ultramar".

El Acuerdo establece dos principios que son especialmente relevantes en este momento.

Primero, la Hidrovía abarca más que el estricto ámbito geográfico de los dos ríos. En realidad, el Acuerdo delimita un espacio operacional que incluye a, texto expreso, a dos puertos, Cáceres y Nueva Palmira (que está sobre el río Uruguay). Segundo, su propósito es mejorar le eficiencia del sistema, con el fin de facilitar las exportaciones a ultramar de todas las Partes.

Ahora vemos cómo Argentina pretende sacar, en la práctica, a Nueva Palmira del sistema de la Hidrovía y desconoce lo pactado en Las Leñas, al imponer trabas y dificultar, de diferentes formas el eficiente funcionamiento del transporte fluvial de todas las Partes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados