Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

Discursos y resultados

Hace ya casi un año que la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la República Argentina aprobó la Disposición 1108/2013. Esta medida, para ir al corazón del asunto, prohíbe que cargas de exportación de ese país sean transbordadas en el Puerto de Montevideo. La Disposición está teniendo un impacto importante sobre el Puerto de Montevideo.

A principios de la década de 1990 tomó fuerza un saludable movimiento para impulsar la integración regional. Los resultados más importantes incluyeron los Acuerdos de Las Leñas para la Hidrovía Paraguay - Paraná (Puerto de Cáceres - Puerto de Nueva Palmira) y el Tratado de Asunción, para la creación del Mercado Común del Sur. Nuestro país tuvo una participación importante en aquel proceso. Negoció con Argentina la profundización de los canales de Martín García (el eslabón entre el sistema de la Hidrovía y el Río de la Plata) y aprobó la Ley de Puertos (1992). La visión del Uruguay fue construir un espacio económico regional integ

Hace ya casi un año que la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la República Argentina aprobó la Disposición 1108/2013. Esta medida, para ir al corazón del asunto, prohíbe que cargas de exportación de ese país sean transbordadas en el Puerto de Montevideo. La Disposición está teniendo un impacto importante sobre el Puerto de Montevideo.

A principios de la década de 1990 tomó fuerza un saludable movimiento para impulsar la integración regional. Los resultados más importantes incluyeron los Acuerdos de Las Leñas para la Hidrovía Paraguay - Paraná (Puerto de Cáceres - Puerto de Nueva Palmira) y el Tratado de Asunción, para la creación del Mercado Común del Sur. Nuestro país tuvo una participación importante en aquel proceso. Negoció con Argentina la profundización de los canales de Martín García (el eslabón entre el sistema de la Hidrovía y el Río de la Plata) y aprobó la Ley de Puertos (1992). La visión del Uruguay fue construir un espacio económico regional integrado, cuya columna vertebral sería el sistema fluvial de la Hidrovía y el Río de la Plata y que le ofrecería a Montevideo la oportunidad de retornar a su rol histórico.

En forma totalmente legítima, Uruguay pensó que, dadas sus ventajas comparativas en la región, uno de los aportes que podía hacer a aquel movimiento de construcción de un nuevo espacio económico integrado, era ofrecer servicios portuarios competitivos para beneficio de toda la región.

Pero parecería que las fuerzas que impulsaban la integración han perdido su energía y hoy predominan vientos contrarios. La Disposición 1108/2013 es la mejor prueba de esa involución.

Las consecuencias de la Disposición para Montevideo incluyen la virtual desaparición del movimiento de contenedores argentinos en tránsito por el puerto, disminución del tránsito de contenedores vacíos, y pérdida del movimiento de contenedores refrigerados con exportaciones argentinas que utilizaban el Puerto de Montevideo.

La magnitud del daño se aprecia mejor si se compara el movimiento de contenedores del Puerto en el período enero-agosto 2013 con el mismo período en el año 2014: el movimiento de contenedores en tránsito disminuyó en 34.961 TEU (una caída del 16,1%) y el movimiento de contenedores vacíos disminuyó en 34.342 TEU (una caída del 20,3%).
Aunque el año pasado se produjo un saludable aumento del movimiento de contenedores en el comercio exterior uruguayo, ese incremento no ha sido suficiente como para compensar la disminución del movimiento de contenedores en tránsito y vacíos.

Todo ello se reflejó en los números del movimiento total de contenedores del puerto (contenedores en el comercio exterior uruguayo, en tránsito y vacíos). En el período enero-agosto 2014 el Puerto manejó 56.138 TEU menos que en el mismo período del año 2013, una disminución del 9,9 %.

Es importante señalar que el Puerto (en el sentido más amplio del término, para incluir a toda la comunidad portuaria) le vende servicios tanto a los contenedores llenos como a los vacíos (reparaciones, almacenamiento, movimientos, etc.). Todas esas actividades eran exportaciones de divisas que generaban empleos en nuestro país.
Es extraordinario, pero mientras florecen los discursos “patriagrandenses”, en la práctica retrocedemos a los más miopes proteccionismo y aislamiento económico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados