Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

De boniatos y ombligos

El jueves se reunieron en 18 de Julio manifestantes de 18 sindicatos de los más de cincuenta afiliados en el Pit-Cnt. La manifestación coincidió con un paro de cuatro horas. Los principales temas de los discurso fueron el rechazo al TISA, la defensa del Fondes y la pulseada por el presupuesto nacional.

El jueves se reunieron en 18 de Julio manifestantes de 18 sindicatos de los más de cincuenta afiliados en el Pit-Cnt. La manifestación coincidió con un paro de cuatro horas. Los principales temas de los discurso fueron el rechazo al TISA, la defensa del Fondes y la pulseada por el presupuesto nacional.

Es extraño encontrar en un puesto tan significativo de la agenda gremial a un tema tan complejo, árido y especializado como el Tratado sobre Comercio de Servicios (Trade in Services Agreement - TISA). A pesar de ello, el TISA cosechó acerbos comentarios de los oradores. Así, se dijo que “Nadie puede sostener que Uruguay con un TISA va a hacer prosperar sus intereses y salir como una princesa. No se puede ser tan angelical y no entender que allí están las grandes corporaciones que fundieron el planeta en 2008”. Otra reflexión fue que “Uruguay no puede entrar en un boniato al servicio del gran capital y contra los intereses de los pueblos”.

Ahora bien, la decisión de incorporarse al proceso de negociación para un acuerdo multilateral como es el TISA fue tomado por un gobierno del Frente Amplio. Sobre este tema el ex presidente Mujica dijo dos cosas sensatas: primero, los uruguayos debemos comprender que “no estamos en el ombligo del mundo”; y, segundo, que es conveniente participar en el proceso de negociación del acuerdo porque las “grandes potencias acuerdan entre ellos y después nos lo encajan”. Por este motivo, considera que la mejor estrategia sería estar en la cocina y, si fuera necesario, “juntar la barra acá en América Latina”.

Antes de dejarnos llevar por discursos de barricada y referencias horticulturales, sería conveniente informarse un poco mejor acerca de lo que es el TISA y cuáles son los países que participan en su elaboración.

El TISA pretende facilitar el comercio internacional en servicios entre los Estados parte del acuerdo. No incluye todos los servicios. El acuerdo no incluirá los servicios esenciales suministrados por el Estado, como justicia, policía o defensa. Además, los países que participan en la negociación pueden elegir qué servicios está dispuesto a abrir a la competencia con sus contrapartes y en qué medida.

De esta forma, cada uno puede aceptar compromisos que se ajusten a la estructura de sus mercados internos, su política de protección industrial y su nivel de desarrollo económico.

Por ejemplo, la Unión Europea, exige que el futuro acuerdo confirme el derecho de la Unión y de sus países miembros a regular e introducir nuevos reglamentos referentes al suministro de servicios adentro de sus territorios con el fin de cumplir con objetivos de políticas públicas. Una excepción bien amplia.

En las negociaciones participan 22 países y la Unión Europea. Los países incluyen, además de los Estados Unidos, a países medianos o pequeños como Islandia, Nueva Zelanda, Noruega y Suiza.

De nuestra región participan: Chile, México, Panamá, Paraguay, Perú y nosotros.

El Uruguay tiene un mercado interno muy limitado y su única posibilidad de conseguir el desarrollo económico y social que todos ambicionamos es integrarnos, con inteligencia y habilidad en el ancho y ajeno mundo. El TISA puede ser una oportunidad para conseguir ese objetivo.

Es mejor estar en la cocina de este acuerdo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados