Juan Oribe Stemmer
Juan Oribe Stemmer

Aguas profundas

La firma del convenio para la elaboración del pliego para profundizar el Canal de Acceso al Puerto de Montevideo es una buena noticia.

El proyecto que incluye llevar esa vía de agua a - 14 metros y dragar dos ensanchamientos para permitir el pasaje de buques, deberá ejecutarse en un plazo de 12-18 meses y supondrá una inversión en torno de 200 millones de dólares. Una vez terminado, nuestro país contará con el puerto de aguas profundas del Río de la Plata.

La clave no es que nuestro país tenga el puerto más profundo en términos absolutos. Es más que suficiente que el Puerto de Montevideo sea relativamente más profundo que el Canal Principal de navegación del Río de la Plata. Este margen ha hecho, y hace rentable, que los buques que suben y bajan hagan una escala en nuestro principal puerto. Ahora, la decisión política de incrementar la profundidad del Canal de Acceso a -14 metros- mejorará aún más ese margen de ventaja operativa y comercial. A lo que se suma que varios de los muelles pueden recibir buques con esos calados.

El Canal Principal de navegación, dragado y administrado por la República Argentina, es una impresionante y costosa obra de ingeniería que se extiende desde la desembocadura del Paraná de las Palmas hasta el inicio del Canal Punta Indio, al Sur de Montevideo. Tiene en total 239 kilómetros de longitud. Hoy, los umbrales, los puntos menos hondos de esos canales tienen profundidades al Cero de - 10,36 metros (Canales de Martín García),- 10,90 metros (Canal Emilio Mitre) o - 10,80 metros (Canales Intermedio y Punta Indio).

La nueva medida permitirá recibir cómodamente a la mayoría de los buques graneleros o porta contenedores que llegan al Río de la Plata. Por ejemplo, los Panamax circulan por los Canales de Martín García con un calado de 12,2 metros. El calado promedio de los graneleros que ingresaron al Puerto de Montevideo el año pasado fue de 11,58 metros y el de los porta contenedores, 12,91 metros.

Pero, la profundidad de un canal de navegación, aunque importante, no es el único factor relevante para los armadores. La decisión de hacer escala en un puerto y el precio del transporte marítimo son determinados por un conjunto más amplio y complejo de factores. Incluyendo además los costos de operación, los tiempos para entrar a puerto, la eficiencia de las operaciones y una cantidad de otros gastosS. En este sentido, fue acertada la decisión de liberar la venta de fuel oil para los buques.

Un Canal de Acceso más profundo mejorará aún más las ventajas comparativas de nuestro principal puerto. En varios sentidos.

El sector del Río de la Plata adyacente a la costa uruguaya entre Montevideo y Punta del Este es, esencialmente, una amplia zona de estacionamiento para los buques que esperan para subir aguas arriba. Allí se encuentran, además de las Zonas Alfa y Delta de alije y complemento de cargas, previstas en el Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, zonas de espera anexas, una parte de fondeo y servicios y los umbrales del canal Punta Indio - el Canal Principal de navegación del río- y del Canal de Acceso al Puerto de Montevideo. Esta concentración de buques nos genera una demanda importante por facilidades y servicios de diferente clase, que seguramente no encontrarían en algún remoto paraje del Río de la Plata exterior austral.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados