Joaquín Secco García
Joaquín Secco García

Nuevos paradigmas

Los sucesivos gobiernos han criticando severamente a los que les precedieron. Sin embargo, se construyó siempre sobre los escalones precedentes. En los 90s, el contexto mundial cambió radicalmente forzando reformas políticas profundas. Se cayó el muro de Berlín y China se hizo abiertamente capitalista. Nuestros países, con diferentes velocidades, incorporaron reformas profundas concebidas al ritmo de la historia, no al compás caprichoso de los gobernantes. Desde 2003, se produce otro profundo cambio del contexto mundial, lo cual ofreció oportunidades desconocidas que permitieron multiplicar la prosperidad y el acceso generalizado a un mayor bienestar.

Los sucesivos gobiernos han criticando severamente a los que les precedieron. Sin embargo, se construyó siempre sobre los escalones precedentes. En los 90s, el contexto mundial cambió radicalmente forzando reformas políticas profundas. Se cayó el muro de Berlín y China se hizo abiertamente capitalista. Nuestros países, con diferentes velocidades, incorporaron reformas profundas concebidas al ritmo de la historia, no al compás caprichoso de los gobernantes. Desde 2003, se produce otro profundo cambio del contexto mundial, lo cual ofreció oportunidades desconocidas que permitieron multiplicar la prosperidad y el acceso generalizado a un mayor bienestar.

Sin embargo, lo mejor está por venir. Aunque no se expresa unánimemente de la misma manera, hay una intuición generalizada de que han madurado muchas condiciones para dar pasos más largos hacia el desarrollo. Las recetas no son ni las revoluciones de los 60s, ni las rentas mineras que nos acerquen al chavismo y al populismo, ni la exaltación del pobrísimo campesino o de la industria autogestionada que quebró varias veces, ni el estado paternalista que anula las iniciativas y la creatividad.

Las nuevas estrategias deberán fundarse en el fortalecimiento generalizado de las capacidades humanas. Aunque se mencionan menos, son destacables las insuficiencias de la educación terciaria. Siguen mandando las profesiones de la Ciudad Vieja. Faltan científicos, emprendedores, innovadores, capacidades en la gerencia, administración y organización de negocios privados o servicios públicos. Resulta esencial motivar el espíritu emprendedor, favorecer una comunidad empresarial local que coseche las mismas simpatías desde el gobierno que las grandes corporaciones extranjeras. A pesar de la elevación de la prosperidad, todavía nuestra productividad es de alrededor de la tercera parte de la que alcanzan los países de la OCDE. Para acortar brechas, es necesario diseñar estrategias cualitativamente diferentes a las del pasado. Muchos modelos han avanzado localmente o en otros países, en la búsqueda de nuevos paradigmas. Representan brotes verdes que todavía no cubren la pradera, pero son pilares para el diseño de nuevas estrategias de crecimiento, equidad y bienestar. Las motivaciones y los incentivos nacen de los valores, de las creencias, de las ambiciones, del conocimiento y de las construcciones colectivas. Sin estos componentes será difícil construir la sociedad del siglo XXI. Hay una responsabilidad central en los liderazgos para fortalecer estos elementos intangibles que conducen a los cambios indispensables. Hay que reconocer que los liderazgos que nacen del sistema político se han estancado muy significativamente y han sido incapaces de acompañar los cambios profundos de la realidad. Es la fatiga de las ideas y los paradigmas.

A nuestro país le ha costado el intento por construir una sociedad moderna, competitiva, socialmente integrada e insertada en el conjunto de naciones que cuentan en el mundo. Las desigualdades sociales son severas y no existen incentivos para motivar la ascensión social. La fractura que se ha venido acentuando desde los años 50s ha hecho que los sectores marginales fueran distanciándose de los valores y las aspiraciones de la clase media. Como se ha repetido hasta el infinito, no existe mejor política social que el empleo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)