Joaquín Secco García
Joaquín Secco García

Ideología y cultura

Ya estará todo dicho y lo que quede por decir será mejor dicho por profesionales. Pero sería frívolo no hacer mención a las elecciones. Entre las infinitas reflexiones posibles, una de las que mas caracteriza los cambios que ha vivido la sociedad, es el progresivo vuelco hacia posiciones ideológicas mas radicales que aspiran como síntesis de su pensamiento a “profundizar los cambios”. Antes se impusieron sobre los partidos tradicionales y ahora sobre los sectores mas moderados del Frente Amplio.

Se trata de reconstruir viejas posiciones del populismo latinoamericano y de la izquierda continental. Es poco lo que se inventa. Tanto en los 50/60s como en lo que va de este siglo, las reformas políticas y sociales se asociaron con una fase de alto valor de las materias primas. La explosión de una riqueza fácil y la oportunidad para que el estado se apropiara de una parte sustancial, facilitó la continuidad en el poder de dictadores en otras épocas y de líderes iluminados en la actuali

Ya estará todo dicho y lo que quede por decir será mejor dicho por profesionales. Pero sería frívolo no hacer mención a las elecciones. Entre las infinitas reflexiones posibles, una de las que mas caracteriza los cambios que ha vivido la sociedad, es el progresivo vuelco hacia posiciones ideológicas mas radicales que aspiran como síntesis de su pensamiento a “profundizar los cambios”. Antes se impusieron sobre los partidos tradicionales y ahora sobre los sectores mas moderados del Frente Amplio.

Se trata de reconstruir viejas posiciones del populismo latinoamericano y de la izquierda continental. Es poco lo que se inventa. Tanto en los 50/60s como en lo que va de este siglo, las reformas políticas y sociales se asociaron con una fase de alto valor de las materias primas. La explosión de una riqueza fácil y la oportunidad para que el estado se apropiara de una parte sustancial, facilitó la continuidad en el poder de dictadores en otras épocas y de líderes iluminados en la actualidad. La oposición se vio fuertemente debilitada por el arma del manejo del dinero. Antes fueron derechas filofascistas y ahora izquierdas nostalgiosas. Algunos símbolos programáticos de antes y de ahora en el continente son la sustitución de importaciones, el empleo público, el estado y las empresas multinacionales compartiendo el mejor espacio económico, el imperialismo culpable de las adversidades, el clientelismo y los sindicatos compañeros.

Las cosas cambiaron cuando se desinfló la burbuja de precios sin que quedara capacidad endógena para empujar desde adentro. Algo de eso vuelve a amenazarnos. Nuestro país está entre los que mejor ha mantenido el sentido común, pero el futuro cercano es mas complejo. Hay déficit de balanza de pagos y de las finanzas públicas, se ha deteriorado la competitividad y el contexto externo es menos favorable. Continúa la inflación, el crédito será mas caro y no se ha invertido lo necesario para elevar la productividad del trabajo ni mejorar la infraestructura. Por delante se percibe un cambio de ciclo significativo en el país, la región y el mundo.

En nuestro medio, las elecciones también nos muestran que el avance ha tomado una escala nacional. En 14 departamentos es la fuerza mayoritaria y la tendencia se acelera. Primero fue Montevideo y en la actualidad favorecidos por la pobre gestión de la mayoría de las intendencias se abre el camino hacia le hegemonía nacional. Una especie de peronización de la composición política en la cual las diferencias de rumbo se dirimen dentro del sector y después se vota por disciplina partidaria. Una democracia débil.

La ideología se explica esencialmente por un sistema de factores que comprenden entre otros, la cultura, los valores, las experiencias, las aspiraciones, las oportunidades, las conductas y las emociones. Por otra parte, las ideas son un hecho social que se contagia lentamente, de manera que su desplazamiento y transformaciones son perezosos. Su influencia en el voto es mas potente que los programas, los dirigentes o los intereses. Se vota mas que por ninguna otra cosa por un sistema que reúne a las tribus a través de sus hábitos y relaciones. Se suele decir que para descifrarnos, basta saber quiénes son nuestros amigos. La sociedad cambió mucho mas allá de la política. Hoy, la llamada izquierda y el FA son parte de la cultura y de los valores mayoritarios como antes lo fue el batllismo. Se necesitaron muchos años para llegar a esto.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados