Javier García
Javier García

¿Dónde está el gobierno?

De tanto en tanto desde algunos círculos de opinión critican a la oposición por su -según ellos- falta de actitud para enfrentar al oficialismo. Como ya es reiterativo vamos a ponerle números concretos y salir de estas opiniones que lucen más bien intencionadas e ir a los hechos.

De tanto en tanto desde algunos círculos de opinión critican a la oposición por su -según ellos- falta de actitud para enfrentar al oficialismo. Como ya es reiterativo vamos a ponerle números concretos y salir de estas opiniones que lucen más bien intencionadas e ir a los hechos.

Hablan de la oposición para evitar hablar del gobierno, que de él vamos a hablar más tarde. Aun sin tener toda la información voy a utilizar una parte representativa, que alcanza para contradecir la fábula. Dentro del Partido Nacional voy a utilizar los datos del sector “Todos”, que son los que dispongo, pero sin duda algo similar sucede con los legisladores de Alianza Nacional. En menos de cinco meses ya se plantearon dos interpelaciones: una en régimen de comisión general al ministro de Economía y otra al ministro de Defensa que se concretará el lunes. Se pidieron dos comisiones investigadoras: una sobre el Fondes, y la reciente de Ancap. Los proyectos de ley presentados por nuestros legisladores suman 114, cercano a uno por día y los pedidos de informes en todas las áreas totalizan 71. Múltiples fueron además las comparecencias y llamados de ministros a comisión en las dos cámaras. Y si salimos del ámbito legislativo, nadie medianamente informado puede desconocer la actividad de, por ejemplo, el director blanco en Ancap para descubrir el entuerto en ese ente. Reitero, esto es solo nuestro sector, debemos sumar al resto del Partido Nacional y los demás partidos. En todos los temas siempre existió la voz y la opinión, cuando no la propuesta de un nacionalista. A veces para criticar y otras tantas para sugerir rumbos, que eso también es parte de la responsabilidad, como en el caso del Antel Arena o para asistir a los productores lecheros en problemas.

No fue la presencia opositora lo que faltó. Quienes repiten esto no han dicho hasta el momento qué es lo que creen que hay que hacer, que no sea trabajar como se ha hecho desde los ámbitos que se disponen, siendo minoría y con mayorías absolutas del oficialismo. Si por oposición se entiende un concurso de agravios, entonces eso sí que no hicimos, porque generalmente eso revela debilidad pero además, porque eso es lo que le criticamos a otros cuando lo hicieron con nosotros.

Lo que está faltando, y es raro que no se reclame, es el gobierno. La pregunta no es dónde está la oposición sino, ¿dónde está el gobierno? Luego del mayor crecimiento económico que se recuerde el saldo es empresas públicas en la lona, con una Ancap fundida, una OSE que no puede garantizar por primera vez en su historia agua potable, como sucedió en Maldonado y una educación pública derrumbada de pobrísima calidad que es, para tristeza de todos nosotros, una educación reproductora de desigualdad y no garantía de equidad. Solo son algunos ejemplos, ni hablar de infraestructura, donde para trasladarse entre algunos departamentos del norte, la mayoría elige ir por carreteras brasileñas porque las uruguayas están intransitables. Y todo eso con bonanza económica.

Teníamos hasta hace poco un presidente que se pasaba hablando de todo, pero no hizo nada. Y ahora tenemos otro que no habla casi nada y ha hecho poco y además se lo nota dubitativo con marchas y contramarchas en apenas cuatro meses como con Antel Arena o la pauta salarial. Lo que para bien del país hace falta que aparezca pronto no es la oposición, sino el gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados