Javier García
Javier García

Almorzando con Tabaré

Vázquez dice que las encuestas no le importan, pero las contrata. No deben ser tan inocuas, porque paga buena cantidad de dinero para tenerlas lo antes posible. No hay político que no las lea y se alegre o enoje con ellas. Varias le erraron feo, por supuesto, como en la interna, pero decir que no tienen importancia es un recurso de perdedores. Miente el político que diga que no le importan. Las últimas dicen que el Partido Nacional está muy cerca, que sube nuestro Partido mientras baja el oficialismo. Si será así en el futuro veremos, eso no depende de las encuestas sino de nosotros y de seguir con una campaña como la que está haciendo Lacalle Pou y Larrañaga. La innovación, los temas diferentes que puso LP arriba de la mesa como los medioambientales, la reglamentación de la ley de discapacitados, el asentamiento cero son parte de la clave: temas nuevos, que importan, tratados en serio. La alegría de la campaña también es en serio, no hay posturas para la cámara, estamos

Vázquez dice que las encuestas no le importan, pero las contrata. No deben ser tan inocuas, porque paga buena cantidad de dinero para tenerlas lo antes posible. No hay político que no las lea y se alegre o enoje con ellas. Varias le erraron feo, por supuesto, como en la interna, pero decir que no tienen importancia es un recurso de perdedores. Miente el político que diga que no le importan. Las últimas dicen que el Partido Nacional está muy cerca, que sube nuestro Partido mientras baja el oficialismo. Si será así en el futuro veremos, eso no depende de las encuestas sino de nosotros y de seguir con una campaña como la que está haciendo Lacalle Pou y Larrañaga. La innovación, los temas diferentes que puso LP arriba de la mesa como los medioambientales, la reglamentación de la ley de discapacitados, el asentamiento cero son parte de la clave: temas nuevos, que importan, tratados en serio. La alegría de la campaña también es en serio, no hay posturas para la cámara, estamos haciendo una campaña fresca, joven y madura a la vez.

Hace quince días anunciamos que estaba en marcha un “operativo enchastre” contra la oposición y especialmente el Partido Nacional. El Partido Socialista lanzó una campaña “por la negativa” en las redes, un senador oficialista acusó de financiamiento del narcotráfico a nuestro Partido, la senadora Topolansky anduvo en eso también, y ahora ya se anuncian denuncias, una se la llevó el intendente Coutinho de Salto, candidato a vicepresidente colorado, y la otra se anuncia contra nuestro compañero Enciso, intendente de Florida. Quedan aún 11 intendentes blancos, así que hay para un rato. El empresario Valenti se encarga de lo suyo, sabe de estas campañas mucho, es un especialista en cosas de ese nivel. En fin, andan revoloteando desesperados.

No les preocupa la pérdida del gobierno, no es un tema de ideas. No se encargaron de la gestión pública en diez años, porqué se preocuparían de perderla. El miedo aterrador que los inunda es la pérdida del poder, de ese instrumento que bien usado mejora la vida de la gente y que mal usado mejora el bolsillo de quienes lo detentan. Cargos, contratos, prebendas, autos oficiales, viajes, empresas amigas como Buena Estrella que ganan plata ilegalmente, no es la suerte de la gente, es la suerte de cada uno de los miles que viven de ese poder. El candidato a vice del Partido Independiente Conrado Ramos dijo: “Si quieren que su hijo sea gerente no lo manden a estudiar, mándelo al comité”. Es una buena definición del poder que temen perder en el FA.

Los 70 días que quedan van a ser muy duros. Lo hemos hablado, el error más grande sería entrar en el juego. Pero además nadie se come esta pastilla, cuanto más sube el Partido Nacional más suben los ataques. Ya los cucos empezaron a surgir. El vocero oficial de los peores cucos es Olesker, no tiene límites. Si sigue con la lista de lo que vamos a sacar los Blancos si ganamos, es capaz de decir que vamos a quitarle sus bebés a la madres. Hace 40 años había campañas similares, de otro signo.
Tabaré Vázquez dijo que apuesta varias hamburguesas a que gana la elección. Como médico sería mejor que hiciera algo más saludable que apostar comida chatarra. Por ejemplo aceptar debatir antes que se vea obligado, por las circunstancias, a hacerlo. Que lo va a estar, porque así como viene va derecho a quedarse sin hamburguesas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)