Ignacio Sienra
Ignacio Sienra

Uruguay... ¿plaza financiera?

Nuestro querido país supo tener un gran prestigio como plaza financiera, seria y segura.

Era parte de los servicios que vendíamos al mundo. Correcta y profesionalmente, el Uruguay brindó durante décadas soluciones específicas bajo un manto regulatorio sumamente acertado, al amparo de la seguridad jurídica tradicional.

El 11 de setiembre de 2001 a las 9 y 10 horas AM, el mundo cambió. El atentado de las torres gemelas en NY dejo al desnudo tremendos descuidos de la inteligencia americana y sus ciudadanos sufrieron el peor atentado terrorista de la historia. A raíz de ello, en diciembre de ese mismo año, y como acto defensivo, el gobierno norteamericano dicta lo que se llamó la ley patriótica, que fue una reforma a la ley de secreto bancario.

La misma, fue calificada como ley ómnibus, por la diversa temática que abarca; seguridad nacional, fin del secreto bancario entre entidades financieras, incremento de requisitos para identificar y conocer a los clientes bancarios, prohibición de trabajar con bancos pantalla (no regulados) etc.

Hoy día el sistema bancario mundial necesita de los Estados Unidos, sobre todo por la injerencia que tiene el norte, en lo que a corresponsales refiere, por lo que es necesario avenirse a las condiciones de ellos.

A partir de ese momento se fue generando literalmente una “industria” con un poder absolutamente exacerbado de lo que se conoce como “Cumplimiento” que abarca la Prevención de lavado de activos y Financiamiento del Terrorismo. Una industria que fue creando y empoderando organismos internacionales a niveles increíbles.

Al influjo de exigencias de los Estados Unidos, comienza a exigirse eliminación del secreto bancario -ligado a la intimidad de los individuos- tratados de información tributaria entre países, impedimento de pagos a terceros sin fundamento, eliminación de sociedades con acciones al portador, etc.

El Uruguay en estos 19 años ha hecho cosas muy buenas, y otras no tanto. En lo que tiene que ver con los aspectos regulatorios lo ha hecho MUY BIEN. Hay un trabajo de técnicos, tanto de Banco Central como de Secretarias especializadas, sumamente destacable. Pero en el debe quedan demasiadas concesiones de parte de nuestros gobiernos.

Fuimos atacados por un Presidente de Francia al influjo de Cristian Kirchner, y nos mandaron a una lista gris de OCDE… de la que Argentina es miembro!!!! Hoy día sólo un 15% de los depósitos de no residentes son de argentinos, cuando supieron ser hasta 2001 cerca de 50%. ¿A dónde fue y va ese dinero? A los Estados Unidos.

El Uruguay tenía y tiene todo lo que tiene que tener una plaza financiera seria y segura; todo. Y los ciudadanos del mundo tienen derecho a elegir dónde depositar sus dineros, incluidos los argentinos, que no creen en su sistema bancario. Ello es consecuencia de la falta de seguridad y seriedad de su plaza financiera. Punto.

No somos ingenuos; sabemos muy bien de la dependencia que tenemos respecto a los Estados Unidos y otras potencias, pero no debemos carecer de dignidad.

Hoy día el lavado de activos y el narcotráfico no sólo pasan por los sitemas financieros serios. Mas bien cada vez menos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados