Ignacio Sienra
Ignacio Sienra

Terminamos mal y sin TLC

El Plenario del Frente Amplio, luego de un conteo inéditamente mal realizado, resolvió impedir que el tema del Tratado de Libre Comercio con Chile acordado entre Vázquez y Bachelet, sea definido por los legisladores, votando una moción que queda a la espera de un nuevo Plenario del partido que nos gobierna.

El día sábado 5 de mayo de 2018, será una fecha a recordar en nuestra historia contemporánea.

El Partido Comunista, los sectores de Casa Grande y del exvicepresidente Sendic con el apoyo de "las bases", lograron derrotar a los sectores mayoritarios de la coalición (MPP, Frente Líber Seregni y Partido Socialista) que son quienes cuentan con mayor representación de la población, por goleada.

A eso se suma la enorme mayoría de los uruguayos representados por los legisladores de la oposición, aburridos ya de ofrecer su apoyo al Tratado. Esos uruguayos, fueron directamente ninguneados.

Lo que ha ocurrido denota un quiebre institucional proveniente de una organización maquiavélica, antidemocrática en su base, cerebro y motor del verdadero funcionamiento del partido que nos gobierna.

El Plenario del Frente Amplio, organismo totalitario y no representativo, ha dejado en un ridículo ya insostenible a las fuerzas mayoritarias del conglomerado partidario y al gobierno presidido por el Dr. Vázquez. Han caído en el descrédito total y en una impotencia aterradora los principales referentes del gobierno, como lo son y fueron los sectores de Vázquez, Mujica, Astori, Michelini, Nin Novoa y tantos más.

Ha quedado patente quién es que manda, y ante quien se arrodillan genuflexos aquellos que recibieron las mayorías de votos y adhesiones de la gente para ejercer el gobierno; ¡parece increíble que no dé vergüenza!

Si a eso le agregamos los fuertes cruces entre gobernantes, como lo han sido los sostenidos por los senadores Michelini y De León, los patéticos respaldos y enfrentamientos en la interna, apreciamos con enorme preocupación una enorme grieta, producto de un terremoto en la fuerza del gobierno que bordea el 10 en la escala de Richter.

Sobrepasados y sin capacidad de reacción, las principales autoridades permanecen impávidas e inoperantes, de ojos abiertos ante el descalabro total de los valores y principios que hicieron de este país un ejemplo hasta poco antes de su llegada. Primero cuando con la bandera castrista se alzaron contra la democracia y nos trajeron la dictadura militar, y luego, ahora, habiendo destrozado desde el gobierno a un país y una sociedad, que, por supuesto tenía sus problemas, sus cefaleas, pero en el que se vivía en paz, con seguridad jurídica y física, y donde desde una educación profunda, la convivencia era pacífica y solo nos diferenciaban los talentos y las virtudes.

Hoy hemos quedado a merced de este mamarracho maquiavélico que es el Plenario del Frente Amplio y su funcionamiento.

Esto no puede terminar bien. Y la historia sabrá perfectamente quiénes son los responsables, aunque, peor que ellos, son los cómplices sumisos que ni siquiera aparecerán en sus hojas o relatos, quienes han sostenido y permitido o por su ignorancia o por sus intereses, la instalación del sistema.

¡Dios nos ilumine y ayude!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)