Ignacio Sienra
Ignacio Sienra

Las muertes evitadas

Parte de la oposición ha pretendido, presa de un total desconcierto e impotencia, responsabilizar al gobierno de algunas pocas muertes a las que llaman “evitables”, lamentablemente.

Mas allá de la bajeza intrínseca necesaria para pretender lucrar políticamente en base a la muerte, hay una visión muy liviana de la realidad, que hace que analizando debidamente la situación completa, no se pueda no coincidir y comprender el altísimo nivel de aceptación de toda la ciudadanía con el Presidente, el gobierno y sus Ministros.

El 21 de junio, entrando el invierno, un 70% de la población uruguaya se encuentra vacunada, agendada, o a la espera de hora para vacunarse.Todos los índices indican una merma en los casos, en las internaciones y obviamente en las muertes, que al fin y al cabo ante un virus que mata, son parte natural de una pandemia.

Para llegar a esto, el Presidente se ha movido desde el 13 de marzo de 2020, con una precisión quirúrgica en muchísimos frentes. Siempre asumiendo responsabilidades muy grandes, profundas, y evaluando acertadamente riesgos; teniendo la última palabra en la soledad del poder. ¡Y acertó en casi todo! Las pocas veces que se equivocó, como todo ser humano, lo admitió.

Entonces, ¿qué ha ocurrido desde que asumió Luis Lacalle Pou y su gobierno de coalición? Se han evitado miles y miles de muertes. Se han manejado todos los temas con una transparencia total. Se hizo una gestión para conseguir y vacunar a toda la población, certera y elogiable; se incrementaron las camas y los CTI constantemente, acompañando la suba de índices negativos, se suspendieron actividades, se construyeron protocolos para otras, y NUNCA se dejó de ver la situación a nivel macro, la importancia de la libertad, y las posibles repercusiones en la economía. Seamos claros: este gobierno transitó la pandemia, tomando cientos de medidas de atención a necesidades que generó la misma. Salvó -si señores, salvó- a la economía nacional. Cuidó el gasto de una manera ejemplar. Y salvó vidas “a bochas”

Mientras tanto, desde la oposición y el Pit-Cnt, la catarata de desaciertos deja pasmada a la ciudadanía. Siguen actuando y tomando medidas, para ese 15% de votantes poco pensantes que los vota por razones ajenas a un análisis objetivo de la realidad, sin importarles ni medir el dejar a 18.000 niños sin comer por hacer un paro, por utilizar una medida de lucha sindical extrema, para móviles políticos, como lo es el intento de juntar firmas contra la LUC, ley que reúne las promesas electorales con las que la coalición se impuso, con el apoyo de la ciudadanía. La oposición y el Pit-Cnt, no pueden admitir que el país votó un cambio, y vaya si hasta el momento acertó.

La lógica de todo esto es que en los últimos diez años de gobierno del FA, los sindicatos cogobernaron, crecieron en poder, e impidieron cualquier tipo de acción de gobierno, lo que poco importó a Mujica y frustró al ultimo Tabaré Vázquez, al que no se le puede perdonar la inacción de su ultimo gobierno.

Y lo cierto es que este gobierno, desde la máxima legitimidad y con la debida firmeza, les ha dicho BASTA! Y ha desarrollado una gran gestión, que ha salvado cientos y miles de vidas, y ha salvado a la economía uruguaya. !Esa es la verdad!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados