Ignacio De Posadas
Ignacio De Posadas

Fake news

Hoy de moda. Pero no es algo nuevo. Nos impresionó lo del título de Sendic (y como la Sra. Vicepresidente lo había tenido en sus manos) pero en realidad hace años que desde la izquierda se tejen noticias falsas. Toda una historia falsa:

-Que los tupas se alzaron contra la dictadura (cuando lo hicieron contra el Colegiado; para el golpe ya estaban todos en cana).

-Que fueron los sindicatos y la izquierda quienes, con su enfrentamiento indoblegable derrotaron a los militares, (cuando pactaron abandonar la huelga de Ancap a cambio de la liberación de Rodney Arismendi; cuando apoyaron a los golpistas “peruanistas” embelesados por sus comunicados 4 y 7 y junto con el P Colorado volvieron a negociar en el Club Naval, aceptando proscripciones y silencios “subyacentes y sobrevolantes”). La verdad: el único que no claudicó fue el Partido Nacional.

Mentira es también la historieta de que fue el Frente quien sacó al país de la crisis del 2001, causada por el gobierno colorado: la crisis detonó en Argentina y su salida la orquestó el gobierno de Batlle, con el apoyo del Partido Nacional (y la oposición del FA: el Dr. Vázquez quería el default). Cuando asumió su gobierno el país había vuelto a crecer y ya quisiera el próximo la herencia fiscal que el entonces ministro Alfie le dejó a Astori: poco tiene que ver con el paquete que éste deja para el gobierno que viene.

Fake News es también el mito de que los gobiernos del Frente han sido -por oposición a todos los anteriores- realmente revolucionarios. El complejo “creacionista” de la izquierda uruguaya. Aterricemos: ¿qué se transformó de raíz en estos últimos años? (Con gobiernos de mayorías absolutas).

¿Transformación económica? Han habido cambios: en el sector agrícola, en la diversificación de mercados, en materia energética y… poco más. Tan cierto como que en el origen de esos cambios está la desregulación instalada por gobiernos anteriores (notoriamente el del Partido Nacional), contra la oposición del FA. No votaron a favor ni uno de los cambios que liberaron fuerzas económicas.

¿Otras transformaciones? ¿Un Estado más ágil? ¿La Madre de todas las reformas que sacudiría las raíces de los árboles? No se ve. Está sepultada debajo de los aumentos: de funcionarios, del gasto público, de impuestos, del déficit fiscal, del endeudamiento… Y de un costo Uruguay que hace muy difícil venderle a alguien lo hecho acá.

¿La transformación educativa? “Educación, educación, educación”; pues, “No me la llevan”. ¿Seguridad? ¿Marginalidad? Al final: mucha distribución y el consuelo de que la cosa podría haber sido peor. Pocón.

Pegadito a estas mentiras viene el Fake Picture: la crónica mentirosa sobre el gobierno del Partido Nacional 1990-1995. Con tanto éxito que hasta convirtió a muchos blancos en vergonzantes. Un gobierno neoliberal, que sometió el país a intereses financieros, destrozando su economía y sus estructuras sociales.

Si uno hace la evaluación como debe hacerse, tomando en cuenta la realidad recibida, las condiciones externas y las herramientas de poder al alcance, el gobierno del 90-95 se compara muy favorablemente.

Datos:

La realidad recibida:

-Déficit fiscal cercano al 6%.

-Recesión.

-Inflación alcanzando 3 dígitos (llegó a superar el 130%).

-Altísimo endeudamiento.

-Desempleo creciente.

-BCU y BHU con severos faltantes de caja…

Así lo describía el Presidente saliente del BCU : “La delicada situación fiscal y monetaria está condicionando seriamente la gestión de la autoridad monetaria. Se está viviendo una situación fiscal y de pagos externos… crítica… poniendo sobre grave presión… la gestión de la autoridad monetaria… Era una verdadera catástrofe lo que describía el Presidente del BCU del gobierno Sanguinetti.

Con esa herencia, así fue la gestión del gobierno Lacalle:

-Crecimiento anual promedio del 4, 36%.

-Crecimiento del PBI per cápita: 21%.

-Disminución a la mitad del índice de la pobreza.

-Crecimiento de las exportaciones (10%).

-Aumento del empleo (70.000 puestos de trabajo)

-Crecimiento del Salario real (13,6%)

-La inflación cayó a la tercera parte.

-Déficit a la sexta parte.

-Y la carga tributaria sobre la población bajó del 20 al 17,6% (hoy anda por el 28%).

-Se abarataron las tarifas públicas, en términos reales (Antel bajó 20%, UTE 20% y Ancap 31%).

-La cantidad de funcionarios públicos se redujo a 242.000 (hoy pasan los 300.000).

¿Y en materia social?

-Las pasividades aumentaron (en términos reales) 37%

-Creación del PRIS (Programa Inversión Social) y del Plan CAIF

-Duplicación de la cantidad de viviendas construidas por Mevir desde su creación.

-Reducción del número de hogares bajo la línea de pobreza.

-Aumento de los presupuestos de educación y salud: récord de inversión en infraestructura para ambos .

-Creación del Ministerio de vivienda, etc. etc.

Y aun así siguen con la fábula del neoliberalismo y la motosierra. ¡Ojalá éstos hubieran hecho algo de motosierra y menos de tragamonedas!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)