Ignacio De Posadas
Ignacio De Posadas

¿Qué dijeron las internas?

Todos estamos tratando de desentrañarlas,( la expresión viene de las religiones antiguas, cuyos augures predecían examinando las entrañas de animales). El solo factor del voto voluntario acota las posibilidades de extrapolar con certeza.

Todos estamos tratando de desentrañarlas,( la expresión viene de las religiones antiguas, cuyos augures predecían examinando las entrañas de animales). El solo factor del voto voluntario acota las posibilidades de extrapolar con certeza.

Pero algunas cosas sí se pueden concluir y otras, al menos, colegir .
1- ¿Estamos ante una movida de renovación generacional?
Las votaciones de Lacalle y Sendic lo apuntan. Quizás la de Moreira también, pero no lo tengo tan claro. La reacción contra Vázquez puede venir más por el lado de su discurso que de su edad, (aunque ambos son passé).
Pero si bien la señal de los que votaron fue fuerte, hay que interpretar a los que NO votaron. Algún politólogo se la jugó, argumentando que los que éstos deben estar más hartos de los carcamanes políticos que aquéllos. Capaz. No hay nada que lo pruebe.
2.- Por el contrario, la bajísima votación es una señal de disconformidad con la política, que debemos analizar: a) ¿porqué? b) ¿cuál es el grado de reacción? c) ¿qué consecuencias puede tener? Son preguntas que se vienen planteando, a nivel académico y político-práctico, desde hace años y no hay aquí espacio para desarrollar el asunto. Pero señalo que las causas pueden venir de dos lados:
- del lado de la oferta, que es la impresión dominante entre los votantes: estos tipos, o este sistema, no produce resultados, al menos no en forma tal que me satisfaga. Que se vayan (algunos, o todos).
-del lado de la demanda: es algo más sutil y, sobretodo, que ningún político se atreve a decir públicamente, pero en las democracias contemporáneas el volumen y grado de las expectativas de los votantes, es imposible de satisfacer.
¿Qué grado ha alcanzado esa reacción? Si uno suma a la abstención los votos en blanco, (que fueron muchísimos), debe concluir que el problema es importante. Cuando la realidad política ofrece alternativas electorales no probadas (caso 2004), el sistema no se ve jaqueado, pero cuando la reacción ocurre luego de que todos los partidos pasaron por el gobierno… es hora de parar la oreja.
¿Qué consecuencias puede tener? Hoy no hay riesgos de reacciones como las que ambientaron (desde distintos ámbitos, civiles y corporativos), el golpe del ’73, pero igual significa que quien vaya a gobernar lo tendrá que hacer con una actitud negativa de buena parte de la sociedad: mala cosa.
3.- Estrechamente vinculado a estos puntos, creo que se puede inferir otra cosa acerca del humor político prevalente.
Gran abstención, sumado a propuestas, aún en los candidatos jóvenes, que no pueden tildarse de muy removedoras o impactantes.
La izquierda oficial rechaza dar “un giro a la izquierda” y del otro lado, el cuidado por no ser identificado como liberal, es notorio. ¿Qué nos dice esto? A mi juicio (si los políticos están leyendo bien las señales), que el grueso del electorado quiere mejorar pero no arriesgar cambios. Un service bien hecho, sí, abrir el motor, no. Bien a la uruguaya. Analizado con ojos electorales, es lógico. Cuando llegue la hora de gobernar…
4.- También puede colegirse que la economía no se ha ubicado entre los temas electorales con la preeminencia que algunos analistas, (y muchos frentistas), esperaban. La experiencia muestra que hay sólo dos temas económicos con directo impacto electoral: la inflación y el empleo. Todo lo demás, crecimiento del producto, inversión, etc., son de escasa relevancia electoral, pero cuando la inflación y el desempleo son bajos, es difícil ganarle al gobierno. La interna parece apuntar hacia otro lado. Claramente, el slogan de Vázquez (“vamos bien”); fue un fracaso. Veremos cómo se juegan los temas económicos en la nacional.
5.- Por similares caminos se puede concluir que el atractivo político-electoral de Mujica se separó de su vedetismo mediático. Sigue entreteniendo a los lejanos, pero ya paspa un poco a los próximos.
6.- Algo parecido le ocurre a Vázquez. El Frente la esperaba como carta salvadora. Tanto que lo indujeron a largar demasiado temprano. Pero las Internas vinieron a confirmar lo que ya mostraban las encuestas: Vázquez no es Luis Suárez y eso no tanto por la baja votación del Frente, sino por los resultados que mostraron Constanza Moreira y Asamblea Popular.
7.- Para quien la elección muestra una interna frentista complicada. Del pique, me parece que la oferta del MEF a Astori, fue.
8.- Las Internas dieron malas señales para Astori y para los partidos Colorado e Independiente. Creo que el FLS cayó en la volteada de lo viejo y anodino, al tiempo que a Bordaberry se le complica la estrategia . Ahora se le cierra el andarivel de la derecha. Probablemente buscará ser el más opositor de los opositores. En cuanto al P.I:, no prende y si la nacional resulta pareja, quedará apretado al medio.
9.- Por último, la mala votación de Gandini introduce un serio complicador en la estrategia para Montevideo.
En fin, lo interesante de la política es que, como el Mundial, siempre da sorpresas!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º