Gustavo Penadés
Gustavo Penadés

Los privados y la educación

Este año se cumplen 50 años desde el momento en que el Dr. Alejandro Gallinal tomó la iniciativa de generar lo que a la postre sería el MEVIR, institución que gracias a múltiples aporte sigue contribuyendo a dignificar la vida de miles de uruguayos al ayudarles a acceder a una vivienda digna. Salvando las distancias, en materia educativa también los ciudadanos se vienen organizando para contribuir a dignificar la vida de los jóvenes más desfavorecidos.

Este año se cumplen 50 años desde el momento en que el Dr. Alejandro Gallinal tomó la iniciativa de generar lo que a la postre sería el MEVIR, institución que gracias a múltiples aporte sigue contribuyendo a dignificar la vida de miles de uruguayos al ayudarles a acceder a una vivienda digna. Salvando las distancias, en materia educativa también los ciudadanos se vienen organizando para contribuir a dignificar la vida de los jóvenes más desfavorecidos.

En este sentido se anuncia para el próximo año la apertura de otro liceo privado pero gratuito en la zona de Manga. El Liceo Espigas; un instituto de tiempo completo, laico, que será financiado por la fundación Retoño. Se sumará al emblemático Jubilar, al Providencia y al Impulso.
Hay varias posibles consecuencias de la extensión de este modelo. Uno es sin duda es el efecto contagio. A partir de la experiencia del Jubilar quedó demostrado que el modelo podía funcionar bien y que los objetivos buscados se cumplían. Teniendo el ejemplo a la vista se fueron sumando iniciativas. Cada uno con características particulares, pero todos animados por la misma finalidad. Ese efecto no solamente se da desde el lugar de quienes proyectan nuevos centros, sino que, de alguna manera, opera como un acicate para que otros centros de enseñanza públicos y privados busquen mejorar.

Esto también tiene que ver con otra de las consecuencias que se derivan y que es la de que estos centros operan como verdaderos “testigos”. A partir de estas experiencias los expertos pueden visualizar los diferentes resultados que alcanzan las instituciones que atienden una misma población en una misma zona. Imagino que los directores y patrocinadores de los liceos públicos y privados se preguntarán acerca de los resultados que obtienen unos y otros y de cómo adoptar las mejores prácticas.

Los expertos aseguran que el “modelo Jubilar” no se puede extender masivamente. Sin embargo, de estos institutos privados el Estado seguramente tendrá alguna experiencia para aprovechar. Sobre todo, porque está claro que muchos son los docentes del sistema público que pese a su gran compromiso con los jóvenes, no pueden evitar sentirse frustrados por las limitaciones impuestas por el sistema.

La financiación de los emprendimientos es naturalmente uno de los puntos de fundamental preocupación de quienes patrocinan estos liceos. Uno de los procedimientos que se usa es el régimen de donaciones especiales. Siendo antigua en muchos países, en Uruguay está vigente desde 2006 y, a pesar de las limitaciones y, por qué no, de la desconfianza que despierta en algunos gobernantes, el sistema funciona y da sus frutos. Pensamos que se debería profundizar aún más el mecanismo para permitir que más empresas usen el sistema, así como también para que las personas físicas lo puedan hacer con facilidad. Al final, lo que el Estado deja de recaudar por vía de las donaciones especiales se le devuelve con creces a la sociedad por los servicios que le prestan las instituciones beneficiadas, sean educativas, de salud, etc.

Quizás con el tiempo se pueda avanzar hacia soluciones que conjuguen mejor los intereses de los actores estatales y privados teniendo por objetivo primero a los jóvenes y sus familias, para romper así esa tajante oposición público – privado. Pero, por sobre todo para profundizar los espacios de libertad para la elección de la educación que los padres desean para sus hijos y para la promoción de su familia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º