Gustavo Penadés
Gustavo Penadés

Un año especial

No hay como reflexionar sobre lo sucedido el año pasado, para vislumbrar algo del futuro. 

El 2020 seguramente pasará a la historia como el “Año de la pandemia”, cuando el mundo enfrentó un fenómeno, del que mucho se había hablado como posibilidad pero que nadie seriamente había previsto como encarar.

Nuestro país viene enfrentando la situación con gran responsabilidad. Se vienen tomando las decisiones y haciendo las cosas muy bien, a “la uruguaya”, marcando como en tantas oportunidades nuestro estilo propio.

Como sucedió en otros momentos, la fortaleza de las instituciones públicas juega un papel fundamental.

El Presidente de la República se hizo cargo de la situación transmitiendo a la población la certeza de que el ciudadano elegido para encabezar el Ejecutivo permanentemente está presente, asumiendo su responsabilidad y comprometiéndose en cada resolución. En el mismo sentido, el equipo de gobierno resultante de los acuerdos políticos con los socios de la coalición se exhibe solvente. La coalición gobernante, contra los pronósticos agoreros, viene afianzándose en su vocación de gobierno y laudando sus matices y visiones diferentes. Todo esto no es algo menor, si se tiene en cuenta que la pandemia aparece con fuerza apenas instaladas las nuevas autoridades, en el período en que al relevo del elenco gobernante se sumó la finalización del ciclo de gobierno del FA. En este caso no hubo tiempo para el aprendizaje y se tuvo que asumir de lleno la tarea de la conducción.

El Estado, en sentido amplio, es otra fortaleza nacional fundamental en las actuales circunstancias. La institucionalidad sanitaria, de previsión social y de asistencia social y apoyo a las familias ha demostrado ser importantísima y marca, sin duda alguna, una gran diferencia con la realidad de otros países.

El Poder Legislativo también estuvo a la altura de las circunstancias, habiendo logrado los legisladores de los partidos de la coalición instancias de trabajo que permitieron la aprobación de las leyes prioritarias para el Poder Ejecutivo. En tal sentido, se sancionaron las leyes de urgente consideración y de Presupuesto, dos instrumentos fundamentales para desarrollar los compromisos asumidos por el gobierno. El Presupuesto naturalmente se vio afectado por las restricciones resultantes de la pandemia que agravaron los problemas económico financieros preexistentes. No obstante, creemos que a poco que comiencen a verificarse las proyecciones de crecimiento previstas se podrán ir realizando las correcciones necesarias a través de las sucesivas rendiciones de cuentas. La economía naturalmente se ve comprometida por el virus aunque el impacto es diferente según los sectores productivos de que se trate, siendo en estas fechas el turístico uno de los más afectados.

Terminamos un año en que estamos más que satisfechos por la prudencia, decisión y firmeza del gobierno que encabeza el Dr. Lacalle Pou junto a una coalición de gobierno que se muestra consciente de su responsabilidad. Pero todos los esfuerzos del gobierno serían inútiles sin el compromiso de todos para superar juntos este trago amargo del Covid-19. En unos años será un mal recuerdo, pero hoy se requiere del apoyo de todos nosotros para superar la situación de la mejor manera posible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados