Guillermo Maciel
Guillermo Maciel
Abogado, docente universitario y director de Fundapro

Hechos y no palabras

En 2014 Vázquez anunció que si ganaba, dejaría a Bonomi de ministro. Así nos fue. Ahora la historia se repite.

En 2019 Martínez anuncia que si gana, dejará de ministro al Soc. Gustavo Leal (mano derecha de Bonomi desde hace 7 años). De esta forma el candidato oficialista propone más inseguridad. Son por ende malas noticias para la gente y muy buenas noticias para la delincuencia. Habrá más de lo mismo. Es el rostro del continuismo. La catástrofe está garantizada. Si gana, seguramente estaremos peor y nos condenaría a más rapiñas, más robos, más asesinatos. Veamos, ¿cómo le fue a Leal como asesor del M. del Interior? Delitos 2012/2019: 857.318 denuncias de hurtos; 161.746 denuncias de rapiñas; y 2.306 homicidios.

No eligen cambiar las cosas, sino continuar por el mismo camino. Seguir e insistir con la misma receta que desde hace 15 años no da resultados.

En este escenario, Bonomi declaró que está “satisfecho con el anuncio de que Leal será su sucesor en caso de que el FA obtenga el gobierno”. El padre del fracaso y la inseguridad elogiando a otro responsable de la inseguridad. Cabe recordar que pertenecía a la lista 711, su líder y mentor fue el exvicepresidente que debió renunciar. Está todo dicho.

Pero mientras que Bonomi lo elogia, Leal (en Carve) intentó distanciarse del ministro y de Layera: “Nunca integré el gabinete de seguridad del M.I.”; “Del Operativo Mirador solo fui vocero por pedido del presidente”; “Lo de Layera es su opinión”. En suma, no se hace cargo de la inseguridad pese a que desde hace 7 años asesora al M.I. ¿Y desde cuándo los voceros comandan operativos?.

En otro orden, el famoso “PADO” parece que pasó a la historia y se exhibe como nueva “vedette” a los marketineros y cosméticos “Operativos Mirador” comandados nada menos que por el sociólogo. Antes de vender "Operativo Mirador" como un éxito, no estará mejor preguntarse, ¿por qué llegamos a eso? Son operativos que notoriamente llegan tarde, cuando ya se perdió el territorio de zonas o barrios y se lo cedió a la delincuencia y al narcotráfico. Son la confesión del fracaso. Lo que allí se captura son cantidades ínfimas de droga y a algún colgado de la luz o a conexiones irregulares de otros servicios públicos.

Cabe también consignar, que en 2014, Leal declaraba: “Hay problemas de seguridad". "El FA ha aprendido de los errores". El FA "puede mejorar las cosas". El FA "no improvisa en materia de seguridad". Es una "meta posible bajar los hurtos y rapiñas”. La realidad demuestra que 2018 finalizó con casi 30 mil rapiñas, más de 145 mil hurtos y 415 asesinatos. A su vez en el primer semestre de 2019 las rapiñas nuevamente aumentaron y casi llegan a las 16 mil. Claramente no cumplieron y por ende engañaron a la gente. Por ineptitud e incapacidad es que hoy reinan la inseguridad y la delincuencia. Ahora en 2019, repiten cosas similares. ¿Por qué la ciudadanía tendría de creerles?

La coherencia tampoco existe. Por un lado, Martínez declaró que si es presidente no sacará militares a la calle aunque se apruebe la reforma constitucional. Mientras que el anunciado ministro dice que si se aprueba reforma, la aplicará y sacará a los militares a la calle. ¿Se los imaginan en el gobierno?.

A su vez cuando presentaron sus 12 medidas para la seguridad el sociólogo señalaba: “Le pedimos a la población que tenga confianza”. Le piden a la gente un acto de fe. ¿No les alcanzaron 15 años? Hay que preguntarles, las nuevas medidas que prometen ¿por qué no las aplicaron antes o las aplican a partir del próximo lunes? Tienen los votos. ¿Piensan que el problema no es tan urgente y puede esperar a marzo 2020? ¿Piensan que la población puede seguir en lista de espera para ser víctima de la delincuencia? Realmente increíble.

Tenemos cifras de criminalidad absolutamente inaceptables. Se olvidan que las personas no son meras estadísticas, ni números. El Estado bajo los gobiernos del FA cedió terreno y autoridad. Ello generó espacios sin ley en los que se perdió el control y el dominio operativo cediéndoselo a los delincuentes y al crimen organizado. Hay que recuperar todo el territorio y los espacios, con firmeza, con aplicación de la ley, con presencia permanente policial y con autoridad.

El gobierno se empeña no solo en negar la realidad sino también en no hacer autocrítica. Y en seguridad prometen más de lo mismo. Lo que está claro es que la población no soportaría 5 años más de las mismas políticas frustradas.

Pero yendo a lo esencial. El problema de fondo, no se llama Sr. Bonomi, Sr. Leal o Sr. Martínez. El problema se llama Frente Amplio. Prueba de ello es que incumplieron cuando dijeron que iban a bajar un 30% las rapiñas (y en realidad aumentaron casi un 40%); cuando prometieron reducir la reincidencia de presos al 30% (y está en el 60%); también lo hicieron cuando prometieron que no iba a haber nuevos o más impuestos; cuando declaraban que estaban trabajando para bajar las tarifas de UTE y los combustibles (y no disminuyeron); o cuando decían que iban a bajar a un 2,5% el déficit fiscal (y hoy lo dejan en un 4,9% del PBI). Hay que terminar con el continuismo y más de lo mismo. Hay que cambiar al gobierno. Es ahora. La ciudadanía decide.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)