Francisco Faig
Francisco Faig

Verdades que no son mentiras

Lea por favor con atención las siguientes frases. Nunca hubo tantos años consecutivos de tan alto crecimiento económico en Uruguay como en el período 2003- 2014. El salario real creció a un promedio anual mayor a 4% en esos años. La pobreza bajó y el salario real creció entre 1990 y 2000. Entre 1986 y 1997 el ingreso real medio de los hogares pasó de 100 a 171,3 (base 100-1986) y la desigualdad no sufrió variantes significativas. En 2003, la mayoría del Frente Amplio se opuso a la ley de asociación de Ancap y ella fue derogada en referéndum popular. En 2015, Ancap está asociada a multinacionales en la búsqueda de petróleo en nuestro océano.

Lea por favor con atención las siguientes frases. Nunca hubo tantos años consecutivos de tan alto crecimiento económico en Uruguay como en el período 2003- 2014. El salario real creció a un promedio anual mayor a 4% en esos años. La pobreza bajó y el salario real creció entre 1990 y 2000. Entre 1986 y 1997 el ingreso real medio de los hogares pasó de 100 a 171,3 (base 100-1986) y la desigualdad no sufrió variantes significativas. En 2003, la mayoría del Frente Amplio se opuso a la ley de asociación de Ancap y ella fue derogada en referéndum popular. En 2015, Ancap está asociada a multinacionales en la búsqueda de petróleo en nuestro océano.

El Plan Ceibal no estaba previsto en el programa de gobierno de 2004 del Frente Amplio. En 2011, casi uno de cada dos niños del país vivían con al menos una necesidad básica insatisfecha, igual que en 1996. En 2007, la desigualdad de ingresos medida por el índice de Gini era mayor que en 1993. En 1968, cuando Pacheco presidente, la desigualdad de ingresos de los hogares de Montevideo era mucho menor que la de 2013.

En 1964 y 1965, en plena democracia colegiada, diversos atentados con bomba perpetrados por grupos de extrema izquierda atacaron las residencias de varios consejeros de gobierno y del presidente de la Cámara de Diputados. Como consecuencia de robos a bancos previos a la dictadura, los tupamaros lograron ejecutar en parte su plan “collar”, que consistía en comprar distintas chacras a las afueras de Montevideo.

En 1972, hubo un acuerdo entre dirigentes tupamaros y militares a partir del cual, juntos, decidieron combatir lo que ellos creían era la corrupción del sistema. Interrogaron bajo tortura a varias personas. En febrero de 1973, el Partido Comunista adhirió a los comunicados 4 y 7 de los militares golpistas, porque entendía que la real alternativa era entre “la oligarquía y el pueblo”. En marzo de 1973, hubo reuniones entre delegados sindicales de la CNT y militares golpistas para encontrar coincidencias políticas.

Vázquez integró la comisión del mundialito de fútbol de 1980, y también la comisión proreferéndum que terminó en el voto verde de abril de 1989.
La primera administración post dictadura que reconoció responsabilidad civil del Estado en tiempos de dictadura y pagó indemnizaciones por violaciones a derechos humanos fue la del Partido Nacional (1990- 1995).
En democracia en los años ochenta, hubo tupamaros que viajaron a la Libia de Gadafi a tomar cursos militares. Hasta mediados de los años noventa, al menos, los tupamaros tuvieron vínculos estrechos financieros y políticos con el grupo terrorista ETA de España. El índice de Desarrollo Humano del Uruguay medido en 1995 situaba al país entre los cuarenta mejores del mundo, en una posición mejor que la de 2014.

Todas las frases antes escritas tienen fuentes diversas y públicas: sobre todo, investigaciones periodísticas serias, datos estadísticos oficiales, trabajos históricos e informaciones de prensa confiables. Si en vez de vivir políticamente inmersos en relatos mitológicos admitiéramos, sencillamente, la verdad de los hechos, nuestros debates democráticos ganarían en calidad y provecho.

Es una simple reflexión de verano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)