Francisco Faig
Francisco Faig

Lo esencial y lo accesorio

Entramos en pausa mundialista. La campaña fuerte retomará en un mes y medio. Importa para ese tiempo tener claro qué es lo esencial y qué lo accesorio del gobierno que tenemos que elegir.

El problema no es tanto que Vázquez sea un anciano. Adenauer gobernó con más edad, y eso no le impidió construir la potencia alemana de posguerra. Tampoco es que Lacalle Pou tenga 40 años y que entonces le falte experiencia. Hoy en Italia gobierna Renzi de 39 años; y Cameron ganó en 2010 en Gran Bretaña con 44 años. El problema es quién de los dos puede enfrentar con mayor éxito los tres desafíos del país.

Primera prioridad: la enseñanza pública. Bajo la administración Vázquez se aprobó la ley de educación que empeoró las cosas. Hoy, es evidente que Vázquez ya no manda en la izquierda como antes. No fue capaz de convencer a los suyos de no votar la ley de responsabilidad penal empresarial, y no pudo elegir su vice porque la estructura frenteamplista no le dejó opciones. ¿Alguien cr

Entramos en pausa mundialista. La campaña fuerte retomará en un mes y medio. Importa para ese tiempo tener claro qué es lo esencial y qué lo accesorio del gobierno que tenemos que elegir.

El problema no es tanto que Vázquez sea un anciano. Adenauer gobernó con más edad, y eso no le impidió construir la potencia alemana de posguerra. Tampoco es que Lacalle Pou tenga 40 años y que entonces le falte experiencia. Hoy en Italia gobierna Renzi de 39 años; y Cameron ganó en 2010 en Gran Bretaña con 44 años. El problema es quién de los dos puede enfrentar con mayor éxito los tres desafíos del país.

Primera prioridad: la enseñanza pública. Bajo la administración Vázquez se aprobó la ley de educación que empeoró las cosas. Hoy, es evidente que Vázquez ya no manda en la izquierda como antes. No fue capaz de convencer a los suyos de no votar la ley de responsabilidad penal empresarial, y no pudo elegir su vice porque la estructura frenteamplista no le dejó opciones. ¿Alguien cree que será entonces capaz de ir a fondo en las reformas? Pero, si Vázquez no puede, ¿por qué podría Lacalle Pou? Porque los apoyos que tendrá serán multipartidarios; porque su mayor prioridad política es la enseñanza pública; porque tiene equipo y está dispuesto a ceder en lo negociable, pero también a ejercer la autoridad frente a los evidentes y cansadores embates corporativos de los que todos los uruguayos estamos hartos.

Segunda prioridad: la seguridad ciudadana. ¿Por qué pensar que este Vázquez, cuyo hermano ha conducido la política del Ministerio del Interior en esta administración y que considera que Bonomi ha sido un buen ministro, tiene los equipos y las iniciativas necesarias para mejorar sustantivamente la situación? Es claro que se trata de un problema de muchas causas. Pero es claro también que el Frente Amplio ha fracasado en esta materia. ¿Por qué no creer que los equipos especializados de los partidos tradicionales sean capaces de tener una mejor política en seguridad pública? En lo que refiere a información sobre delitos, por poner un ejemplo, hay un antes y un después de la tarea del observatorio Fundapro del sector de Bordaberry.

Tercera prioridad: la economía y la inserción internacional. Aquí todos sabemos que Vázquez está condicionado por el programa del Frente Amplio. No es nuevo: ya ocurrió de perder el tren de mayor comercio con EE.UU. en 2006. Hoy, la prioridad de la izquierda es el Mercosur y la patria grande, en vez de una mayor apertura comercial inspirada en el modelo chileno. En economía, su propuesta es Astori y el continuismo. ¿Pero podrá conducirla Astori con el peso que tendrá Sendic y el ala más radical del Frente? Y yendo más a fondo: ¿alguien cree que un gobierno de Lacalle Pou en alianza con el Partido Colorado, y seguramente con el Partido Independiente, no tendrá buenos técnicos para conducir la economía del país?

El asunto de quién hizo qué en el pasado; de quién es hijo de quién; y de si la gente votará a un anciano o a un joven, son cuestiones accesorias. Lo esencial es qué equipo está mejor preparado para mantener lo bueno, cambiar lo que está mal, y animarse a innovar en lo que se precisa.
Y para todo eso este Vázquez de discurso monocorde y momificado, con sus tablets, su Sub 20, y sus críticas a todos los demás que son "de derecha", cada día convence menos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)