Fernando Mattos
Fernando Mattos

Trilogía letal

Tres noticias de impacto han surgido en estas semanas, repercutiendo en las campañas rumbo a las elecciones.

Por un lado, el insólito comunicado de nuestra cancillería, advirtiendo a los uruguayos sobre los riesgos de viajar a Estados Unidos, luego de diversos tiroteos mortales en ese país. No acostumbramos emitir alertas de viaje a nuestros conciudadanos debutando simultáneamente, y al unísono, con un comunicado emitido por Venezuela.

Fue la burda respuesta del gobierno a la declaración del Departamento de Estado, alertando a los norteamericanos a tomar recaudos frente al incremento del delito contra las personas en Uruguay.

No es una sensación térmica. La lógica emerge de la estadística oficial que tiene a los uruguayos tan preocupados por la escalada de violencia que ha cambiado nuestro estilo de vida, sin la debida respuesta de las autoridades. En un contexto en el que 11 países más han advertido del incremento delictivo en Uruguay, Nin Novoa afirma que los Estados Unidos se manifiestan para tener injerencia en la campaña electoral.

Otro tema impactante se vincula a las incautaciones de voluminosos cargamentos de cocaína en Europa. Los ojos del mundo se han instalado aquí y nos catalogan como punto de salida preferencial de los narcotraficantes por la laxitud de nuestros controles.

Sin perjuicio del grado de corrupción y complicidad que pueda haber de funcionarios, es importante ir a fondo en las investigaciones y asignar responsabilidades. Droga incautada por un valor de mercado aproximado a 1.200 millones de dólares, representa mucho dinero para corromper, teniendo en cuenta los cargamentos que seguramente han llegado a destino.

Fuerza aérea sin aviones, armada sin barcos y un ejército sin suficientes recursos para cubrir la frontera terrestre, son el corolario de un proceso de estrangulamiento presupuestal cargado de prejuicios ideológicos, resultando en un rol esencial de defensa de la soberanía que no se viene cumpliendo a cabalidad.

Como respuesta de destacados jerarcas a estas evidentes fallas de diversos organismos de gobierno, en vez de asumir la responsabilidad, nada más locuaz han propuesto como la liberación de la droga, en el entendido que se ha perdido la batalla contra el narcotráfico.

El tercer tema relevante está vinculado a otra gran preocupación de los uruguayos como es la falta de trabajo. La tasa de desempleo a junio trepó a 9,8%, bajando también las tasas de empleo y de actividad. En los últimos cinco años se han destruido 60 mil puestos de trabajo, exclusivamente en el sector privado, pues los públicos, tanto a nivel nacional como departamental, siguen incrementando la plantilla casi en 70 mil desde 2005. Los privados, asfixiados por altos costos han disminuido significativamente la tasa de inversión comprometiendo el crecimiento, en tiempos de incrementos preocupantes del gasto público y del déficit fiscal.

La política exterior, la seguridad y el combate al narcotráfico, el bajo empleo causado por el estancamiento económico, son los grandes temas irresueltos. En 100 días tendremos nuevo gobierno electo, sustituyendo un proyecto agotado que no ha sabido dar respuestas efectivas a los problemas que nos acucian.

Elegir la propuesta que sepa resolver esta trilogía será esencial para alcanzar un mejor futuro. No puede ser más de lo mismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)