Diego Fischer
Diego Fischer

Yo tengo un sueño

"Yo tengo un sueño”, comenzaba el discurso que Martin Luther King pronunció en agosto de 1963 en Washington ante una multitud de más de doscientas mil personas. Una de las piezas oratorias más extraordinarias del siglo XX.

En él, Luther King bregaba por el reconocimiento de los derechos civiles de los negros en los Estados Unidos. Siempre admiré a Luther King y su lucha, así como a John F. Kennedy y todo lo que hizo e intentó hacer en su breve gobierno (1961-1963).

En estos días en que los uruguayos esperamos con ansiedad e ilusión concurrir a las urnas, algunas frases de Luther King y Kennedy me rondan por la cabeza.

“Una nación se revela no solo por los hombres que produce, sino también por los hombres que honra, los hombres que recuerda”, sostenía Kennedy, y por los hechos que celebra o conmemora, agregaría yo.

Ayer viernes, la lista 609 del F. A. del expresidente José Mujica conmemoró el cincuenta aniversario de la toma de la ciudad de Pando, sangriento hecho protagonizado por los tupamaros que dejó cinco muertos, durante un gobierno constitucional. El homenaje fue impulsado por el diputado oficialista Alejandro Sánchez. ¿Sabrá el legislador quiénes protagonizaron dicho copamiento?

En el mismo acto se homenajeó a Ernesto Guevara, “el Che”. El exguerrillero argentino estuvo en Uruguay en 1961 y en un discurso pronunciado en el Paraninfo afirmó: “Yo sé que los miembros del Gobierno del Uruguay no están de acuerdo con nuestras ideas. Sin embargo, nos permiten la expresión de estas ideas aquí, en la Universidad y en el territorio del país que está bajo el Gobierno uruguayo. De tal forma que eso es algo que no se logra, ni mucho menos, en los países de América. puedo asegurarles. Ustedes tienen algo que hay que cuidar, la posibilidad de expresar sus ideas; la posibilidad de avanzar por cauces democráticos hasta donde se pueda ir”. El Che fue y es uno de los referentes de los Tupamaros y de muchos dirigentes de izquierda. Qué lástima que hayan hecho oídos sordos a sus consejos. Le hubieran ahorrado al país la violencia y el baño de sangre que siguieron a la toma de Pando, y los uruguayos no hubiéramos tenido que padecer una dictadura militar durante doce años.

Fuimos muchos los que el miércoles pasado vimos el programa Santo y Seña. Allí, en una extensa entrevista, el periodista Ignacio Álvarez descolocó con sus preguntas al candidato presidencial del F.A., Daniel Martínez. Un profesional manejo de la situación por parte de Álvarez, dejó sin argumentos a Martínez en un tema tan sensible como el de la seguridad.

Hay una frase de Kennedy que retrata muy bien las sucesivas administraciones del Frente Amplio y a los que aspiran a continuar: cuando el poder lleva al hombre hacia la arrogancia, la poesía le recuerda sus limitaciones. Cuando el poder reduce el área de preocupación del hombre, la poesía le recuerda la riqueza y la diversidad de la existencia. Cuando el poder corrompe, la poesía limpia.

Luther King, afirmaba: “Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá no tuviera que soñarlas”. Hoy la mayoría de los uruguayos soñamos con el cambio a concretarse el domingo 27 de octubre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)