Diego Fischer
Diego Fischer

Protectores vencidos

"Montevideo tiene que ser la ciudad más limpia, la más luminosa, la más ordenada “, afirmó la ingeniera Carolina Cosse, aspirante a candidata a la Intendencia por el Frente Amplio.

Cosse, tiene experiencia como precandidata; lo fue en las internas de junio de 2019, donde perdió ante Daniel Martínez. Curioso por esas cosas de la vida o por las volteretas de la política, la artífice del Antel Arena, volverá a enfrentarse en las urnas con Martínez en mayo próximo.

Es sabido, el hombre que anunció en diciembre que se quedaba en su casa a cuidar a sus nietos, se desdijo esta semana y vuelve al ruedo para intentar regresar al Palacio Municipal. "Le pedimos a la ciudadanía que renueve la confianza en nosotros y nos dé la oportunidad de seguir encabezando un gobierno del que estamos muy orgullosos", dijo el martes el ex intendente en conferencia de prensa, esta vez desde La huella de Seregni. Hubiera sido políticamente incorrecto anunciar su regreso a la arena electoral desde el restorán La Huella de José Ignacio, el más cajetilla, oligarca, pituco y caro de la costa de Maldonado, para usar adjetivos recurrentes en el lenguaje de los frenteamplistas. Claro que Martínez regresa sin el apoyo de su inefable compañera de fórmula Graciela Villar. No se sabe si la ex candidata a la vicepresidencia, se indignó por las incursiones de su ex compañero de fórmula por Punta del Este y entendió que ella es pueblo y no puede juntarse con un oligarca.

Quizá por eso se arrimó al doctor Álvaro Villar, hombre que debe estar pensando si hizo bien en aceptar la propuesta de Mario Bergara para competir por el gobierno de Montevideo. Villar, un médico prestigioso y reconocido por su gestión en el Hospital Maciel, ¿a santo de qué se metió en el baile municipal?

Más allá del aquelarre que la vuelta de Martínez ocasionó en la interna del Frente Amplio y en el partido Socialista, hay algo que queda muy claro: los frenteamplistas quieren retener el gobierno de Montevideo a cualquier precio. Ayer el presidente de la coalición, Javier Miranda arremetió contra la oposición al anunciar la postergación del Plenario del Frente, que debía resolver el tema de las candidaturas. No escatimó adjetivos para descalificar a la coalición multicolor y, de paso, embistió contra el proyecto de ley de Emergencia. Miranda como muchos dirigentes y militantes frenteamplistas no asumieron aún que perdieron la elección, que el ciclo de quince años de gobiernos nacionales de izquierda terminó y que un nuevo tiempo comenzó para el Uruguay. Es por ello que resulta sorprendente, escuchar a Cosse hablar como si los montevideanos fuéramos tontos y a Martínez creerse Churchill. Llevan tres décadas ininterrumpidas gobernando la capital. No tienen ni una sola obra de infraestructura para mostrar que haya transformado a Montevideo y, sobretodo, mejorado la calidad de vida de los montevideanos. Salvo que consideren un logro al Corredor Garzón. Desde Tabaré Vázquez a César Di Candia: ¿qué mejoró en la ciudad?

Se aferran a Montevideo sin darse cuenta que el cambio también llegará a la capital. Hay un hecho que habla cuán agotado está el modelo del FA: los guardavidas se declararon en conflicto por carecer de baños y porque les entregaron protectores solares vencidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados