Diego Fischer
Diego Fischer

Las promesas y la memoria

Esta semana que termina estuvo cargada de anuncios por parte de los candidatos del Frente Amplio. Dos de ellos, Álvaro Villar y Daniel Martínez, hicieron públicos sus proyectos más importantes de gobierno.

Si algo hay que reconocerle al Frente Amplio es su inventiva.

Villar, anunció el miércoles una revolución en el transporte. Si llega a ser electo, habrá tranvía por 18 de Julio desde Ciudad Vieja a Tres Cruces y metrobús por 8 de Octubre de Tres Cruces hasta Zonamerica. Tendremos también un ferrocarril desde la Estación Central hasta Colón. Es un planteo atractivo que indirectamente reconoce que el transporte en Montevideo es pésimo. Al fin y al cabo, Villar es el único candidato del FA que ha reconocido que la limpieza de la ciudad es “desastrosa” y que le “avergüenza” la situación de algunos asentamientos.

El jueves fue el turno de Martínez. El excandidato presidencial no se anduvo con chiquitas y planteó que comenzará, a partir de 2023, a celebrar los 300 años de la fundación de Montevideo. No dio detalles de cómo serán los festejos. ¿Seguirá el ejemplo de Raúl Sendic cuando inauguró la nueva planta de Ancap? En fin, es difícil que lo sepamos e inútil averiguarlo.

La propuesta de Martínez incluye ocho agendas y una inversión de US$ 250 millones para obras, entre ellas: la extensión de la Rambla del Cerro. También promete entregar título de propiedad a unas 1500 familias de Cerro Norte y Los Palomares.

La que estuvo ausente en materia de propuestas fue Carolina Cosse. Tal vez haya que esperar esta semana para saber con qué Antel Arena se lanza.

Ver, leer y escuchar las propuestas de los candidatos del FA, genera sorpresa, a veces hilaridad y en la mayoría de las ocasiones la sensación de que la pérdida de memoria no solo afectó a Martínez. ¿Por qué? Porque se muestran como si nada tuvieran que ver con lo que se hizo o mejor dicho no se hizo en los treinta años que el Frente Amplio gobierna la ciudad.

Un repaso a vuelo de pájaro de las seis administraciones del FA y a manera de recordatorio ante tanta desmemoria, cabe citar: la eliminación en tres meses de los basurales en Montevideo, promesa de Vázquez (1990-1995). El arroyo Miguelete limpio y en el que nadarían cisnes de cuello negro, anuncio de Arana (1995-2005). El pago de millones de dólares a los funcionarios afiliados a Adeom ordenado por la Justicia, ante el incumplimiento del convenio salarial. Las arcas municipales quedaron vacías, Ehrlich (2005-2010). El Corredor Garzón, monumento a la incapacidad y a la desidia cuyo costo superó los US$ 40 millones, obra de Ana Olivera (2010-2015).

El jueves último la candidata por la coalición multicolor, Laura Raffo, visitó el Caserío de los Negros, un lugar legendario e icónico del Montevideo colonial. Allí los esclavos que llegaban de África cumplían su cuarentena. Raffo concurrió acompañada por la senadora del Partido Nacional Gloria Rodríguez. Se sabe, Rodríguez es la primera mujer negra que ingresó al Senado. En la campaña de 2014, Martínez visitó el lugar y se comprometió ante la comunidad afro del Uruguay, a construir en el lugar un Memorial. Aún están esperando que cumpla su promesa.

Faltan veintiocho días, nada más. Y es muy bueno tener memoria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados