Diego Fischer
Diego Fischer

Algo personal

Hoy pedí autorización a la Dirección de El País para abordar un tema personal. Mi último libro El robo de la historia. La trama desconocida de las libras de Mailhos, contiene un error que ha generado dolor, indignación y tristeza a muchas personas.

En la página 125 se menciona como integrante del comando que robó la caja fuerte de Luis Mailhos Queirolo, al capitán Mario Risso Pedranzini, un prestigioso y respetado marino que en esos años combatía al MLN. Risso Pedranzini era apodado por los tupamaros como “el Flaco”, alias que también tenía un integrante del MLN que sí participó en el atraco. (Ficha 76/71 Juzgado Instrucción 2o. Tno.AGN). El equipo que me acompaña en la tarea de investigar, al cruzar la información policial y judicial con documentos de la época del MLN (Tupamaros, Hacia una alternativa de poder y otros), llegó a la errada conclusión. Como jefe de dicho equipo y autor del libro, asumo toda la responsabilidad por el error y subrayo que jamás hubo intención de ofender a nadie.

Enterado de la situación, me comuniqué con la editorial que dispuso la inmediata corrección para la nueva edición que saldrá de imprenta el próximo lunes. También expliqué y publiqué en mi Facebook profesional y en el personal con libre acceso a todo público, la aclaración y el correspondiente pedido de disculpas a la familia de Risso Pedranzini. Asimismo tomé contacto con la Armada Nacional, explicándole el caso a su Comandante en Jefe, Almirante, Carlos Abilleira.

No obstante, el miércoles último comprobé la dimensión del dolor que el error había causado en la familia del marino ya fallecido. Esa tarde sus hijas, sobrinos y cuñada , tuvieron la gentileza, a mi pedido, de asistir a la presentación de El robo de la historia en el Hotel Barradas de Punta del Este. La angustia y la tristeza que trasmitían los ojos de Mariela y Graciela Risso, hijas del capitán y de su yerno Pablo Sambarino, eran elocuentes. Así como también la silenciosa y cortés actitud de su sobrinos Francisco y Adriana y de Susana Castiglioni de Risso.

El capitán Risso Pedranzini fue un hombre que enfrentó en 1970 dentro del orden constitucional vigente entonces a los tupamaros, cuando estos con sus asaltos, secuestros y asesinatos hirieron fatalmente a la democracia uruguaya. Su coraje llevó a que el MLN, lo sentenciara a muerte y su nombre figurara en las listas en que su autoproclamado “Tribunal del Pueblo” exhortaba “a los revolucionarios a ejecutar la sentencia”. En dicha nómina, figuraba el domicilio particular del capitán Risso.

Es de imaginar y comprender, la angustia y la indignación que el error le produjo también a sus compañeros de armas y a todas las personas que lo conocieron .

No cabe otra cosa, como cristiano y como escritor que pedir públicamente perdón a su familia, a sus amigos y a la Armada Nacional.

Esta situación me ha llevado a reflexionar sobre lo injusto que es el relato construido a los largo de todos estos años. Se habla solo del legítimo dolor de una parte de la sociedad, pero nada se dice de los que en el más absoluto de los silencios, han padecido el sufrimiento por haber arriesgado sus vidas en defensa de las instituciones.

Quizá haya llegado el momento de rever nuestra historia más reciente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)