Diego Fischer
Diego Fischer

Mujica a la tribuna; Vázquez al Elíseo

La semana pasada el expresidente y actual senador José Mujica anunció que renunciará a su banca el próximo 1° de abril, aunque precisó que esto no equivale a “dejar el andar político y el compromiso”. Habrá que esperar los seis meses y días que faltan para saber a ciencia cierta si la dimisión se concreta; por aquello de que “como te digo una cosa te digo la otra”.

La semana pasada el expresidente y actual senador José Mujica anunció que renunciará a su banca el próximo 1° de abril, aunque precisó que esto no equivale a “dejar el andar político y el compromiso”. Habrá que esperar los seis meses y días que faltan para saber a ciencia cierta si la dimisión se concreta; por aquello de que “como te digo una cosa te digo la otra”.

A la renuncia de Mujica le seguirían la de su esposa Lucía Topolansky y la de Ernesto Agazzi, en un plazo que -según los potenciales renunciantes- se registraría al promediar el presente período legislativo. Según los potenciales renunciantes se trata de una estrategia del MPP para dar paso a las nuevas generaciones. Viéndolo así, no suena mal. El Senado dejaría de ser una suerte de Parque Jurásico vernáculo.

No obstante, esto no significa que el locuaz exmandatario siga hablando de todo y por todos lados. En las últimas semanas se ha dedicado a visitar el barrio y a abrazarse y apoyar públicamente a cuanto dirigente relevante se lo pidió. Estuvo en Buenos Aires en un estrado con Scioli, y luego no dudó en viajar a Brasil y participar en un acto en el que su amigo Luis Inácio Lula da Silva y la cuestionada presidenta Dilma Rousseff denunciaron un complot para derrocarla. Tanto Lula como Dilma se olvidaron entonces que la indignación y la furia de los brasileños radica en los pavorosos escándalos de corrupción que han salido a la luz. Pero allí estuvo Mujica con su campera y sus manidas frases de filosofía de boliche.

Ahora la cosa viene desde Venezuela.

El viernes, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, mandó a Montevideo al ex canciller de ese país Elías Jaua, para pedirle al Frente Amplio que participe como veedor en las elecciones legislativas que se celebrarán en dicho país el 6 de diciembre próximo. Durante más de dos horas Jaua conversó con Mujica en su chacra. La situación de Venezuela es por todos conocida, aunque el FA haga la vista gorda a los permanentes ataques a la libertad de prensa y a la persecución de dirigentes de la oposición que impunemente lleva adelante ese gobierno. Claro que aquí hay un problema no menor y es que están en juego US$ 300 millones de exportaciones de alimentos (lácteos, pollo y soja) que Maduro se comprometió ante el presidente Vázquez a adquirir en nuestro país. Es el mismo Maduro que días pasados arremetió contra el secretario general de la OEA y excanciller de Mujica, Luis Almagro, a quien calificó de “traidor y antivenezolano”.

Afortunadamente, mientras Mujica se entretiene visitando y recibiendo visitas de sus amigos del barrio y alrededores, el presidente Vázquez inició hoy un viaje oficial a Francia, donde el miércoles se reunirá con su colega Françoise Hollande. Vázquez viajó acompañado por el canciller Rodolfo Nin Novoa y el ministro de Economía, Danilo Astori. De Francia seguirá rumbo a Japón. En la mira del presidente está un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, a pesar del corsé que representa el Mercosur, y una apertura a nuevos mercados.

Tal vez sea una estrategia de Vázquez el permitir que Mujica se encargue de los vecinos, al tiempo que él y sus ministros manejan con seriedad la política internacional del país. Aunque con Mujica y el plenario del Frente Amplio nunca se sabe.

Falta poco para abril, pero bastante para el 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)