Diego Fischer
Diego Fischer

¿Por qué no leen a Rolón?

El próximo martes 27 de octubre se cumple un año de la elección que marcó el fin de quince años de hegemonía frenteamplista. ¿Se acuerdan? Esa noche el soberano se pronunció y fue categórico: hasta aquí llegaron.

El resultado fue contundente: blancos, colorados, cabildantes, independientes y el PERI sumaron el 60 por ciento de los votos y lograron una amplia mayoría parlamentaria, mientras que el FA debió conformarse con el 39 por ciento de los sufragios. Un mes más tarde la ciudadanía confirmó el cambio y eligió como presidente de la República a Luis Lacalle Pou. Fue el fin de quince años consecutivos de gobiernos de izquierda respaldados por mayorías en el Parlamento.

El FA sigue sin darse cuenta aún que ya no gobierna y que su papel debería ser el de oposición. Oposición seria. ¿Cuánto daño hace a las personas la embriaguez del poder?

Creo que sería bueno que leyeran “El Duelo”, el último libro del psicoanalista argentino Gabriel Rolón, El celebrado escritor sostiene que “el duelo es el tiempo y el trabajo que lleva a que una persona construya un recuerdo que no le duela tanto”. Rolón no se refiere solamente a las pérdidas de seres queridos y a la muerte de uno mismo, sino también “a la falta imprevista (o no tanto) de todo aquello que nos sostiene anclados a la vida. La pérdida de un trabajo, una pareja, un hogar…”.

Tal vez una atenta lectura de este libro, les ayude a resignarse y a tomar conciencia que perdieron las mayorías en el Parlamento, el gobierno nacional y en los recientes comicios departamentales, tres Intendencias. ¡Perdieron! ¿Por qué no dejan gobernar a los que la ciudadanía eligió?

¿Cómo se entiende si no que la coalición de izquierda y sus compinches hayan actuado de la forma que lo hicieron luego del 13 de marzo, cuando se supo oficialmente que el Covid-19 había llegado al Uruguay?

Ni bien el gobierno anunció las primeras medidas y apeló al uso responsable de la libertad individual, el expresidente Tabaré Vázquez salió a pedir el confinamiento obligatorio tal cual lo hizo Argentina. Poco después, el mismo Vázquez declaró que él nunca dijo ni pidió lo que había dicho y pedido. Por esos mismos días, el Pit-Cnt, convocó a un apagón y caceroleo en contra de las medidas adoptadas por el gobierno para neutralizar los efectos económicos y sociales de una pandemia universal. El gobierno llevaba tres semanas en el poder, el mismo tiempo que la dirigencia del Pit-Cnt veía perder sus privilegios sumados desde el 2005. Y si no pregúntenle a Gabriel Molina, el bien hablado presidente de Sutel. Dieron batalla contra la LUC y la perdieron. Ahora arremeten contra la ley de presupuesto. Pero como son malos perdedores, primero el Pit-Cnt y ahora la Mesa Política del FA, recabarán firmas para derogar la Ley de Urgente Consideración.

“Hay una resolución del Frente Amplio de apoyar el referéndum contra la LUC en el entendido de que es una muy mala ley que le hace mal a la población…” sostuvo en las últimas horas Javier Miranda.

Otro más que perdió la memoria. ¿Cómo deberíamos calificar la gestión en Ancap, en la Regasificadora, en Aratirí, por nombrar algunos pufos y tufos de la administración pasada? Ni hablar de los 500 mil compatriotas, sin cobertura social alguna, que le legaron al nuevo gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados