Diego Fischer
Diego Fischer

Una fábula y sus fabuladores

Semana pródiga en acontecimientos protagonizados por la oposición. El lunes amanecimos con las reflexiones y comentarios del imbatible exvicepresidente Raúl Sendic. Si algo hay que reconocerle a Sendic es su capacidad de fabular y hacer embroncar a la gente.

Tal vez porque el hombre que fundió a Ancap es una fábula en sí mismo, entendiendo como tal la definición que aporta la RAE: “Relación falsa, mentirosa, de pura invención”.

Sendic que, a fines de mayo, fue condenado en segunda instancia por “abuso de funciones y malversación de fondos”, arremetió contra la auditoría en Gas Sayago. En declaraciones formuladas a Radio Sarandí, calificó de “poco serio” el resultado de la revisión de las cuentas por parte de Price W. Coopers que concluyó que las pérdidas arrojadas por el megaemprendimiento impulsado por Mujica y propiedad de UTE y Ancap, superaron los US$ 213 millones. Además de poner al descubierto una serie de gastos como masajes para sus funcionarios y la compra de grandes cantidades de frutos secos. Aunque esto último sea la moña y el lazo de un nuevo presente griego para todos los uruguayos.

A las declaraciones de Sendic, le siguieron las del también exvicepresidente Danilo Astori, quien sostuvo que “fue un error grande, importante” haber desarrollado la regasificadora. El hombre que manejó la Economía del país durante las tres administraciones de izquierda sostuvo que no se supo ver “las consecuencias que tenía un cambio estructural fundamental como el cambio de la matriz energética”.

Los datos revelados por PWC, vuelven a poner sobre el tapete el tema de la responsabilidad de los jerarcas de gobierno en el ejercicio de sus cargos. ¿No habrá llegado el momento de exigir responsabilidad civil a quienes, por incapacidad, irresponsabilidad, negligencia, intereses personales, partidarios o simplemente en carácter de mandaderos, causan pérdidas y perjuicios siderales al Estado? Sin duda, Ancap y Gas Sayago son los más conocidos, pero la lista es muy extensa y las cifras cuantiosas. A la condena penal y moral que en este caso la hay sobre Sendic, también debería existir un castigo civil, acompañado de una inhabilitación para ejercer cargos en el Estado.

Estos casos deberían generar en todos los partidos un debate que se tradujera en nuevas leyes punitivas.

La semana se cerró con un paro general de 24 horas decretado por el Pit-Cnt. Según sus convocantes, un éxito demoledor. Un paro para recabar firmas contra la LUC y contra el hambre, por trabajo y por la vida. La oportunidad fue propicia para que Fernando Pereira y Marcelo Abdala desfilaran ante todas las cámaras de televisión y micrófonos de radio. Nada dijeron sobre los 15 mil niños que no recibieron su almuerzo por la medida de fuerza.

Ayer se confirmó que el próximo 7 de julio, los ministros de Salud, Daniel Salinas y de Economía, Azucena Arbeleche, serán interpelados por el Frente Amplio. El interpelante será el senador Daniel Olesker, por la política sanitaria de la pandemia y el apoyo a los sectores más vulnerables. Sería bueno que Olesker se diera un baño de números antes, y se preguntara cuánto más se habría podido hacer en estos tiempos de dificultades con los millones de dólares que sus compañeros políticos dilapidaron en Ancap y Gas Sayago.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados