Diego Fischer
Diego Fischer

Castillo: la historia no fue así

Solo puede pasar en una campaña electoral que el Partido Colorado o el Partido Nacional pretendan adoptar posiciones antiimperialistas”, estas palabras corresponden al diputado comunista Juan Castillo, hombre de conocida trayectoria sindical y vicepresidente de la coalición de gobierno. Las declaraciones de Castillo, publicadas ayer domingo por El País, fueron una suerte de segundo round de la arenga vituperadora lanzada desde el jueves por el presidente José Mujica ante las cámaras de televisión y profundizada el viernes en su audición radial. El tema es conocido: los presos de Guantánamo a cuya llegada a nuestro país se opone radicalmente el candidato blanco Luis Lacalle Pou.

Las declaraciones de Mujica han sido suficientemente comentadas. ¿Qué más puede uno agregar sobre un largo exabrupto que por su tono y terminología fue propio de un agitador de barricada y no de un jefe de Estado? Ahora nos encontramos con que Castillo arremete contra los partidos históricos y expresa que

Solo puede pasar en una campaña electoral que el Partido Colorado o el Partido Nacional pretendan adoptar posiciones antiimperialistas”, estas palabras corresponden al diputado comunista Juan Castillo, hombre de conocida trayectoria sindical y vicepresidente de la coalición de gobierno. Las declaraciones de Castillo, publicadas ayer domingo por El País, fueron una suerte de segundo round de la arenga vituperadora lanzada desde el jueves por el presidente José Mujica ante las cámaras de televisión y profundizada el viernes en su audición radial. El tema es conocido: los presos de Guantánamo a cuya llegada a nuestro país se opone radicalmente el candidato blanco Luis Lacalle Pou.

Las declaraciones de Mujica han sido suficientemente comentadas. ¿Qué más puede uno agregar sobre un largo exabrupto que por su tono y terminología fue propio de un agitador de barricada y no de un jefe de Estado? Ahora nos encontramos con que Castillo arremete contra los partidos históricos y expresa que “no nos vengan a dar lecciones de antiimperialismo o de defensa de la soberanía del Uruguay”. La soberbia suele ser una actitud que adoptan algunas personas cuando tienen una tajada de poder. Es también una característica histórica de algunos sectores de la izquierda uruguaya. Todo aquel que no piensa o no comulga con sus ideas es despreciado y despreciable. Muchas veces, como en este caso, la soberbia viene acompañada de la ignorancia. Sería interesante que Castillo leyera un poco de Historia nacional, pero claro, la que han investigado y escrito historiadores de verdad y no la que enseñan hoy en las escuelas y liceos, donde, por ejemplo, se afirma que el Presidente Mujica fue encarcelado por luchar contra la dictadura que detentó el gobierno de este país entre 1973 y 1985.

¿Qué otra cosa que no sea la ignorancia y la soberbia, pueden llevar a Castillo a afirmar que la izquierda uruguaya ha sido campeona en la defensa contra el antiimperialismo? ¿Sabrá el legislador de marras que existió en Uruguay un hombre que se llamó Luis Alberto de Herrera que fue uno de los más fervientes defensores de la soberanía uruguaya y el más enérgico combatiente de los imperialismos? Ni Rusia ni Estados Unidos” (…) “Ni en las filas rojas del comunismo, ni una estrella más en la bandera de ningún imperialismo”, sostuvo Herrera en la década del 40. Antes había apoyado a la Nicaragua de Sandino y, en la década del 30, respaldó a Paraguay en la Guerra del Chaco. Y nunca vio con buenos ojos la política de Buena Vecindad promovida por el presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt. A Herrera le sucedió en el liderazgo del Partido Nacional Wilson Ferreira Aldunate y pese a la diferencia de estilos y de tiempos en los que actuaron uno y otro, ambos estuvieron unidos por el mismo sentimiento nacionalista y anti- imperialista.

Señor Castillo, si conocer la Historia del Uruguay no es de su interés, debería al menos estar medianamente informado. Ponga a alguno de sus asistentes o compañeros de partido a revisar la prensa de tres años atrás. Allí encontrará unas declaraciones hechas por el presidente Mujica, el 30 de marzo de 2011, durante una de las tantas visitas que hizo a nuestro país Hugo Chávez. En rueda de prensa y ante la presencia del entonces jefe de Estado venezolano, Mujica dijo: “Gracias a Luis Alberto de Herrera no tenemos hoy un Guantánamo en Uruguay”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados