Diego Fischer
Diego Fischer

El basurero navideño

Desde que formo parte del equipo de columnistas de El País, (algo más de una década) todos los años luego de la Nochebuena y la Navidad escribo sobre lo mismo. Podría haber apelado a mi archivo y publicado la columna del 2019 o mejor la de 2010 ya que nada ha cambiado. ¿O sí?

Desde hace una semana larga comenzaron a verse nuevamente contenedores desbordados de basura y mugre por todos lados. Quizá era una avanzada de lo que se registraría en las últimas 48 horas, el basurero navideño.

Confieso que con la toma de posesión de la ingeniera Carolina Cosse, personalmente -y creo no ser el único- tenía la expectativa real de que la basura como es tradicional no inundara una vez más a la ciudad. La ingeniera Cosse viene demostrando ser una persona con sentido común y sin ataduras a la clásica política de barra y comité de base del Frente Amplio. Sus resoluciones en apoyo a las medidas del gobierno del presidente Luis Lacalle Pou en el combate de la pandemia así lo han demostrado. Y sus iniciativas en el mismo sentido lo ratifican.

Hace un par de años, su antecesor el inefable Daniel Martínez justificó la incapacidad de la Intendencia de Montevideo para evitar y contener el desborde de mugre de la ciudad por estas fechas diciendo que lo que se había producido en la capital había sido una “explosión de consumo”. El ingeniero que por entonces aún no había perdido la memoria pero sí la vergüenza hablaba siempre de todo y a todo le encontraba explicación.

No es el caso de la ingeniera Cosse, mujer que en el mes y medio que lleva al frente del gobierno departamental ha tomado distancia de su antecesor con hechos y no palabras.

Pero la basura en Montevideo es un hecho y el desborde de contenedores es irrefutable. Todos los años sucede lo mismo afirmarán algunos. Sí al menos en las últimas tres décadas que es el tiempo que lleva el Frente Amplio gobernando Montevideo. También es cierto que por estas fechas la cantidad de basura se incrementa en un treinta por ciento. Si se sabe de antemano que en la segunda quincena de diciembre los desperdicios en la ciudad aumentan significativamente: ¿por qué no se adoptan las medidas del caso?

Resulta aburrido, por reiterativo, escribir de este tema, pero en la pasada gestión hubo cinco directores de limpieza en Montevideo, a razón de uno por año. Ninguno pudo hacer nada importante que modificara la imagen de ciudad sucia y abandonada que tuvo y tiene la capital del país. Adeom ha denunciado en más de una ocasión la mala gestión del área y la carencia de maquinaria y recursos humanos. El sindicato de los municipales no se ha caracterizado precisamente por preocuparse por los montevideanos. Pero tal vez sea oportuno escucharlos y saber si tienen en verdad algo que aportar para mejorar este servicio tan básico e imprescindible como deficiente.

A la ingeniera Cosse le quedan cuatro años y medio de gestión por delante, si llega a solucionar el problema de la basura en la ciudad se ganará un lugar en la historia de Montevideo. ¿Se imaginan vivir en una ciudad limpia? ¿Cómo será? Sinceramente no tengo recuerdos de una Montevideo sin basura por sus calles. Son treinta años de reclamar lo mismo. La ingeniera Cosse tiene la posibilidad de cambiar la historia, con hechos y no palabras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados