Danilo Arbilla
Danilo Arbilla

“Une petite difference”

"Gastar o gastar”, parecería ser la cuestión. Lo del Frente Amplio dentro de lo previsto “palo y palo”. Cualquier cosa: salario universal, conjuntamente con la cuarentena total y recursos blandos para empresas y productores chicos y medianos. Y dale que va.

No es que no sean coherentes, cuando hubo plata dulce la derrocharon a mano abierta; alguna hasta se colaba en “la lata”. Cuánta falta hace aquello que dilapidaron en la irresponsabilidad de su populismo progresista.

Los colorados han presentado algunas propuestas concretas, dentro de márgenes que dicen realistas.

Lo de Cabildo Abierto pasa por ítems que algunos aparecen en la propuesta colorada y otros en la plataforma frenteamplista.

El presidente Lacalle dice -según dicen- que eso es bueno y son aportes a analizar. Por su lado la ministra Azucena Arbeleche, cada vez más aplomada, con mejor imagen y credibilidad creciente, informa lo que se ha hecho, explica lo que se está haciendo y anticipa determinados planes en el marco de la política aplicada y reafirma lo que no se va a hacer.

Pandemia, economía, y también política. La del FA es conocida y dialéctica: lo peor es lo mejor. Dentro de la coalición multicolor no todo es tan diáfano: los socios menores saben que no están tanto a las maduras como sin duda sí a las verdes llegado el caso. Si bien el presidente maneja el tema con cuidado, dirigentes y militantes solo hablan de gobierno blanco. Hay “controles” blancos en todos lados y ha habido algunos ”ninguneos” que la gente percibió y no solo lo vio Óscar Bottinelli.

El Partido Colorado da pasos prudentes, de acuerdo con un estilo, pero también determinado por su propia situación o recomposición interna; hay tiempo. Cabildo Abierto, aparece como más lanzado. Su líder -muchos de sus adláteres hablan del “caudillo” o “la figura”-, hace sus planteos y propuestas al presidente, pero por fuera destacados dirigentes del partido son muy duros y quizás algo amenazantes. Hablan de que son la “estabilidad de la coalición”, cosa que también decía Talvi en su época, y advierten que podrían abandonarla si se vetan algunos proyectos de ley que llevan adelante con el FA. Reclaman que el presidente “recapacite”. Para el Frente, redondito.

Parecería que CA salió -y no en los últimos días- en busca de votos perdidos (el desafuero tuvo su costo) y la conquista de algunos que queden sin dueño: citan seguido a Mujica y como referente (Bustillo no está solo).

Por momentos sorprenden. ¿Hacia dónde van? ¿por dónde transitan? El senador Guillermo Domenech en entrevista con Búsqueda de la semana pasada, además de hablar de “mitos” en referencia a la inversión extranjera y a los acuerdos comerciales, en sus ataques a UPM y defensa de la ley forestal , expresó: “¿Y que diferencia hay entre un régimen supercapitalista donde toda la propiedad es de unas pocas empresas y un régimen comunista donde toda la propiedad es del Estado? Por ahí es muy poca”.

Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa (todos llevamos un filósofo adentro), pero hay más de “une petite difference”. Aun con ese régimen supercapitalista de que habla (salvo que sea de China). Para empezar, su propia entrevista sería imposible en un régimen totalitario o una dictadura. El Gral. Manini jamás sería candidato y además hubiera sido decapitado por insubordinación. Y para no abundar, en los regímenes totalitarios no hay tres poderes. No hay alternativas, hay solo uno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados