Antonio Mercader
Antonio Mercader

Habla como si fuera el patrón

Tanto perseguir el trabajo en negro y ahora venimos a descubrir que la cooperativa Envidrio alentaba a sus empleados a hacerlo.

Un programa de TV, Santo y Seña, difundió grabaciones de una asamblea en donde se propone a los obreros seguir trabajando mientras cobraban el seguro de paro. Es decir, cobrando por dos lados a la vez, lo que es ilegal.

Envidrio le debe 12 millones de dólares al Fondes, o sea al Estado que financiamos los uruguayos a través de los impuestos. Ojalá algún día pague sus deudas, pero entretanto lo menos que puede hacer es cumplir con la ley. La grabación de esa asamblea sugiere que no la cumple pese a que está bajo investigación judicial por irregularidades denunciadas por parlamentarios opositores.

Detrás de Envidrio se dibuja la figura del diputado Daniel Placeres, compañero de chacra de José Mujica, y al parecer hombre fuerte de la cooperativa hasta el presente. Jurídicamente hoy no la integra ni la dirige pero uno lo escucha en los medios y él habla como si fuera el patrón. Y aseguran que no solo habla sino que actúa como tal.

Quien esto escribe no sabía quién era Placeres hasta que un día, en el fragor de un debate sobre la Venezuela chavista, el diputado se declaró conocedor del tema porque había viajado 85 veces —¡sí, 85!— veces a Caracas. Entonces Placeres era formalmente director de Envidrio y los viajes podían deberse a que la cooperativa se formó con un aporte venezolano en la era de los petrodólares de Chávez. Quizás por eso Placeres vivía arriba del avión.

Diputado del MPP, allegado a Mujica como pocos, Placeres está en el ojo de la tormenta. Exintegrantes de la cooperativa lo denuncian por presiones, malos tratos y amenazas. Dicen que los incitó a trabajar en negro y que aún manda en Envidrio aunque no podría hacerlo por ser legislador. El hombre niega y acusa a los denunciantes de perseguir una finalidad política: pegarle al "Pepe", su mentor.

La Fiscalía, el Ministerio de Trabajo y el BPS anunciaron que investigarán el asunto. Tendrán que hacerlo a fondo pues la denuncia es grave y está en juego, como trasfondo, el polémico Fondes, la viabilidad de las cooperativas y la célebre "velita prendida al socialismo" de la que tantas veces habló Mujica. Sería inaceptable que entre tanta idealización de las bondades de la autogestión saltaran fallas a la ética.

Que Envidrio sea una cooperativa, que sus miembros se hayan esforzado por mantener viva una industria y que proporciona trabajo a decenas de operarios, no la libra de cumplir sus deberes. En ese sentido nada la distingue de cualquier empresa privada sometida a los controles de rigor. No puede tener "coronita" porque eso sería falsear el ideal (anarquista) que late detrás de la creación del Fondes.

Desde el oficialismo —incluida una farsesca intervención del Pit-Cnt y de Marcelo Abdala— brotaron voces condenando al mensajero. El mundo del revés. Aunque Placeres y otros chillen, corresponde elogiar a quienes producen el programa Santo y Seña por su trabajo de indagación. Eso es periodismo de verdad, el que más se necesita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)