Anibal Durán
Anibal Durán

Utopía… ¿posible?

Un mapa del mundo que no incluya Utopía no es digno de consultarse, pues carece del único país en el que la humanidad siempre acaba desembarcando. Y cuando lo hace, otea el horizonte y al descubrir un país mejor, zarpa de nuevo. El progreso es la realización de Utopías.” (Oscar Wilde)

Un mapa del mundo que no incluya Utopía no es digno de consultarse, pues carece del único país en el que la humanidad siempre acaba desembarcando. Y cuando lo hace, otea el horizonte y al descubrir un país mejor, zarpa de nuevo. El progreso es la realización de Utopías.” (Oscar Wilde)

Y algún otro autor hizo algunas reflexiones:

“Los sistemas humanos se mueven en la dirección de las imágenes que tienen del futuro. Éstas se crean en las conversaciones que mantenemos y a través de las historias que contamos. Esas conversaciones e historias son determinadas por las preguntas que nos hacemos. Por lo tanto, las preguntas que nos hacemos son decisivas. “

¿Dónde están las preguntas claves que debemos hacernos?

Me decía el querido amigo Enrique Baliño, ex ejecutivo de IBM, hoy consultor de nota, que una técnica usada en el mundo empresarial para imaginar el futuro es definir una estrategia y los planes de acción que nos lleven desde este presente a ese futuro deseado y para ello se escribe un artículo de prensa sobre su empresa, imaginándose por ejemplo en el 2030.

Extrapolemos al gobierno esa VISIÓN de futuro. Estamos en el 2030.

Tenemos una capital, Montevideo, donde la basura ha sido un tema superado, donde su iluminación ha contribuido a la seguridad de la misma, donde el tránsito ordenado es secundado por un cumplimiento de las reglas imperantes. Se invierte mucho en infraestructura, se ha bajado el número de funcionarios, la productividad juega un rol determinante.

El país exporta el 80% de su Producto Bruto Interno y supera los 100.000 millones de dólares.

La educación que antes preparaba a los jóvenes adolescentes para el contexto que encontrarán en su vida adulta, hoy tiene un carácter anticipatorio. Este mundo vertiginoso en que vivimos, necesita de cambios permanentes y la educación nuestra se anticipa a los mismos, con visión, con estrategia, con sentido común, logrando la adhesión sindical en vista del éxito obtenido. Los docentes han recibido un fuerte proceso de reentrenamiento que los ha familiarizado con las herramientas tecnológicas más avanzadas, esas que los chicos ya manejan con fluidez. Como decía H.G.Wells “ la historia es una carrera entre la educación y la catástrofe”. Se ha superado la resistencia al cambio.

Los commodities se exportan con valor agregado. Las condiciones naturales del país para la cría de ganado y hortalizas, más investigación y desarrollo, le han permitido al país estar a la vanguardia por desarrollar productos de calidad superior.

En Ciencias, Uruguay es el país de América que más patentes ha registrado en los últimos años.

En Medicina, somos un referente en América. Gran disponibilidad de médicos con sólidos conocimientos, la medicina privada compite con la pública, con aparatos de alta sofisticación y donde un paciente no tiene que esperar meses para que lo vea un especialista.

La seguridad viene jugando un papel determinante, estableciéndose una Guardia Nacional que contribuye con la policía en la disuasión del delito. Se ha evitado el hacinamiento de las cárceles y éstas ahora educan al privado de su libertad, con oficios, tareas específicas que le son remuneradas.

Se reestructuró la composición del Estado, redujo sus costos en forma significativa, se redujeron los empleados públicos, permitiendo liberar recursos para la inversión en Ciencia, Tecnología y Vivienda, habiéndose erradicado prácticamente todos los asentamientos irregulares.

Hicimos un click en nuestras cabecitas y nos dimos cuenta que no podíamos echar culpas a foráneos. Nos pusimos a trabajar, nos hicimos las preguntas correctas y nos dejamos de hablar de retóricas cansinas, les dimos herramientas a los más pobres para trabajar.

Los inhibidores no eran técnicos, sino mentales y el lanzamiento hacia el porvenir vino por añadidura.

Utopía: representación imaginativa de una sociedad futura de características favorecedoras del bien humano, pero de difícil realización.

Si crees que la educación es cara, intenta con la ignorancia, dijo un Presidente de la Universidad de Harvard.

No juguemos más a la ruleta rusa. La democracia no debería intentar reducir a las personas y sus logros a un común denominador; debería proponerse elevarlas, ambiciosamente lo más cerca posible del ideal. Y esto significa, entre otras cosas, poseer instituciones de enseñanza que vean venir los cambios y actúen en consecuencia.

¿Nos haremos las preguntas que nos tenemos que hacer o seguiremos con Venezuela, el Plenario del FA, la Banca y la marihuana?...Mientras tanto y entre tantas perlas, la pobreza infantil crece sin remedio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)