Anibal Durán
Anibal Durán

El sustento moral

Sustento moral le faltó a la FIFA que de oficio “mató” a Suárez; pero de oficio no quiso intervenir cuando el codazo de Neymar contra un jugador de Croacia o el alevoso codazo de un colombiano en perjuicio de un japonés…Cosas veredes….(lo que hay que ver ) dijo algún personaje de el Quijote….

Sustento moral le faltó a la FIFA que de oficio “mató” a Suárez; pero de oficio no quiso intervenir cuando el codazo de Neymar contra un jugador de Croacia o el alevoso codazo de un colombiano en perjuicio de un japonés…Cosas veredes….(lo que hay que ver ) dijo algún personaje de el Quijote….

Pero vayamos a lo nuestro. Se viene una época eleccionaria que luce difícil. Y tal vez cada quien se creerá dueño de la verdad. Se ausculta mucha paridad en el ambiente, es un hecho que habrá segunda vuelta con final impreciso. Esto puede traer aparejado nerviosismo y el comienzo de actitudes poco amigables, como comenzar a vociferar cosas que no se condicen ni con la verdad ni con el sentido común. Esperemos que el exabrupto del senador Michelini haciendo alusión al barrio donde viven dos de los candidatos y penándolos por ello, no sea un común denominador.

Por eso se impone elevar las miras, hablar de propuestas, dejar de lado la descalificación del otro, a la sazón adversario político y no enemigo. Y recordar que no debemos renunciar a nuestros adversarios, ellos son defensas sociales contra nuestra tendencia al quietismo, son llamados exteriores contra una orgullosa hipertrofia de nuestro yo.

Partamos de la base que tanto Vázquez como Bordaberry como Lacalle y como Mieres quieren el bien común y desean que en este país se viva mejor, cunda el empleo, la pobreza disminuya y la educación (entre tantos temas) sea determinante en la posibilidad que tiene un joven de posicionarse con perspectivas de futuro.

Seguramente para llegar a estos objetivos, los candidatos diferirán en sus propuestas…o tal vez no diferirán tanto. Cuando se intenta estigmatizar a “la derecha” desde la izquierda, haciendo lucir a aquella poco menos que como una afrenta, diera la impresión que es un caballito de batalla, carente precisamente de sustento.

Porque si en ese derrotero vamos, habría que escuchar entonces al partido Asamblea Popular cuando manifiesta que el Frente Amplio es un partido de derecha, alejado precisamente de la causa popular y de las reformas que hay que hacer para que el pueblo sea priorizado. ¿Quién le pone el cascabel al gato ?

Fíjense que para lograr adhesión ya el candidato Vázquez ha dicho (como lo hizo en la elección anterior) que su futuro ministro de economía será el Cr Danilo Astori. Y los frentistas sabedores de esto, desde el comunista Lorier al comunista Juan Castillo, desde el socialista Olesker a los sindicalistas más connotados y y también comunistas del Pit Cnt, han convalidado dicha nominación, porque por algo no ganó Constanza Moreira y ni hablemos de Asamblea Popular.

Quieren a Astori, un socialdemócrata por excelencia, absolutamente conscientes que con él ni empezaremos ni terminaremos con la socialización de los medios de producción y que la dictadura del proletariado tendrá tufillo a irrealizable..

Por eso cuando desde algunos grupos de la izquierda denostan a Astori, dichas expresiones saben a hipocresía y a hacer buena letra solo para afuera, porque los hechos son contundentes y porfiados. También Lucía Topolanski y Sendic quieren a Astori como ministro de economía.

Entonces seamos serios y no inundemos la previa electoral con batería de palabras carente de contenido y sin el más mínimo sustento. Y dicho sustento debe empezar con los candidatos: sustento para la propuesta en los temas más relevantes: en economía, en seguridad, en educación, en la inserción internacional, en la energía… Planes concretos y realizables. Dejemos la sub 20 y la sub 80 para el fútbol o para las bochas.

Los candidatos deberán dar el ejemplo. Y para ello además deberán tener sustento moral. Somos proclives a mirar la paja en el ojo ajeno… Los candidatos deberán ofrecer y convencer que llevan consigo una actitud de servir al país, de aventar el fenómeno de la corrupción, siempre latente, de actuar con valores .

La moral es el conjunto de normas, creencias, imperativos que guían la conducta de los individuos en dirección del bien. De ello deberán dar cuenta los candidatos. Ética es la reflexión sobre el fenómeno moral.
Referirnos a la ética y política no debe ser un mero ejercicio de retórica; debe ser un presupuesto a todo intento de respuesta a las incertidumbres e inseguridades que nos acechan.

La corrupción como fenómeno social vigente, debe combatirse mediante la revalorización ética y la lucha institucional (guiada por el Presidente de la República) y jurídico penal contra ella.

Seamos serios y mirémonos introspectivamente…que el ego no convierta a los candidatos y sus entornos, en eternos juzgadores del “otro” y portavoces de sandeces para la tribuna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)