Anibal Durán
Anibal Durán

Cuadratura del círculo

Metáfora, la del título, que se utiliza para constatar la imposibilidad que algo se concrete. Y diera la impresión que en nuestro país, tenemos esa sensación.

Parece que viviéramos en un caos permanente y en vez de "tender puentes" (expresión que ha salido a la palestra últimamente), los dinamitamos y no solamente eso, si quedó algún herido, le exterminamos.

No nos queremos entre nosotros, nuestra for- ma de pensar nos gana el partido y el adversario político, que eso debería ser, pareciera que fuera un enemigo.

Tal vez sea la idiosincrasia que predomina en América Latina, aunque supongo habrá excepciones, tal vez Chile.

Nuestro atraso es sustancialmente mental, porque no nos acompasamos a los tiempos que estamos viviendo y quedamos atrapados en una noria de temas baladíes, de reproches inconducentes que hacen poco posible nuestro progreso.

Días pasados, leía en este matutino que se van cada vez más científicos del Instituto Pasteur, da- da la poca receptividad que tienen y el escaso presupuesto de que disponen. Gravísimo de toda gravedad. Lo decía un jerarca del citado instituto, no era un tuit al azar de esos que abundan y no son certeros.

Los muchachos jóvenes, también se van sin solución de con- tinuidad. Gurises de clase me- dia que proyectan su vida en países serios y desarrollados o con otras perspectivas. Así Nueva Zelanda, Australia, Holanda, Estados Unidos.

Es otro tema de una gravedad inusitada. ¿Pero es que no hay conciencia de ello? Eso habla por un lado de nuestro déficit de escolaridad y por otro de que los jóvenes no proyectan el futuro en nuestro país. Además dicha cantinela está presente en nuestra vida cotidiana. Incluso me consta que progenitores instan a sus hijos a que emigren. Pues, estamos en el horno...

Por supuesto que hay más temas que revisten dramatismo: en la interpelación al ministro Bonomi, es bochornoso cómo este se mofó del senador Bordaberry haciendo chascarrillos con su alejamiento. No es serio ni republicano. Hay mucho dolor, mucho porvenir frustrado por robos y rapiñas, como para que el Ministro se dé el lujo de adoptar esa actitud. Claro que no fue la postura constante, pero debería habérsela ahorrado. Luego, lo de siempre: no creo que se solucione mucho con la ida de la dupla jerárquica del Ministerio del Interior, pero sería una postura de sensibilidad del gobierno ante algo que es un clamor popular.

El Tratado de Libre Comercio con Chile sigue en cuestionamiento por el Frente Amplio, pese a la conformidad del Presidente de la República, el Canciller y el Ministro de Economía. ¿Cómo no ejerce su liderazgo el presidente Vázquez y define su aprobación? No se puede gobernar con tan poca ejecutividad, donde los temas se trasladan, las frases hechas pululan y todo queda en la inercia más absoluta. Y además lo decidirá el Plenario, donde sabemos no existe una coherencia entre los votos del mismo y los votos ocurridos en las urnas. Están las famosas bases que en definitiva lucen como el cernidor, donde los temas medulares de la coalición pasan por ellas… y allí el Partido Comunista tiene preeminencia.

No tengo duda que la heterogeneidad ideológica del partido de gobierno, contundente, produce todos estos desvaríos. ¿Qué tiene que ver el Partido Comunista, no amante de la libertad, que aboga por la dictadura del proletariado y que no quiere Estado sino el dominio absoluto por el Partido, con la socialdemocracia que sí cree en la libertad del individuo y donde el Estado juega un rol central (tal vez excesivo), pero no rechina contra la inversión privada?

Otro tema donde nos gana la inercia: la productividad. El mundo desarrollado ha impuesto la productividad y como tantas veces hemos mencionado, un documento del Banco Interamericano de Desarrollo señala que la diferencia entre los países desarrollados y los que no lo son, es precisamente este tema.

Vuelven los Consejos de Salarios y no está presente la productividad con la contundencia debida.

Y para empezar no hay uniformidad con su definición, las desconfianzas son recíprocas entre empresarios y trabajadores y el tema lo vamos pateando hacia adelante sin ningún horizonte alentador que nos posicione.

En un evento realizado por ACDE y que replicará Appcu (Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay), sobre el tema que nos ocupa, surgieron disensos, por ejemplo respecto a la incorporación de tecnología; lo medular es que no se percibe un diálogo entre las partes que sea premonitorio de los cambios.

Este es un ejemplo, de los tantos. O viramos, aggiornamos la cabeza y dejamos de lado trasnochadas formas de pensar o los chicos se seguirán yendo y los de edad madura lidiaremos con la delincuencia, que sí quedará y a sus anchas seguirá jugando el partido con buen suceso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)